Torre de Trump no es bien recibida en Vancouver

1

Canadá. El malestar que generó la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos se está haciendo palpable en Vancouver con motivo de la inauguración de una torre y hotel que llevan su nombre.

El alcalde pidió que se le cambie el nombre. Un concejal dijo que el edificio es un monumento “al exceso, a la ostentación” que no encaja con los valores canadienses.

Y el empresario que lo construyó parece traumatizado por el revuelo. El edificio de 69 pisos diseñado por uno de los principales arquitectos de Canadá ha sido elogiado por su diseño elegante y retorcido. Las unidades se están vendiendo a precios récord.

Pero las políticas de Trump, especialmente su campaña contra la inmigración, ha causado tal malestar que el alcalde no asistirá a la ceremonia inaugural de la semana que viene.

Y el empresario malayo detrás del proyecto se siente incómodo por su asociación con Trump.