Tour por Jarabacoa

http://hoy.com.do/image/article/137/460x390/0/865A3E99-45D8-4878-B967-C2B2D3E95D5A.jpeg

MILLIZEN URIBE
m.uribe@hoy.com.do
Cuentan los jarabacoenses  que Dios creó al mundo, pero que todas  las noches va a Jarabacoa a dormir. Esta jocosa frase ilustra perfectamente el orgullo que sienten los hijos de este tierra. Y no es para menos, pues definitivamente que el   agradable  friíto y la belleza de su vegetación hacen de Jarabacoa uno de los lugares  más encantadores del país.

Tanto los dominicanos como los extranjeros que la visitan, tienen la oportunidad de hacer turismo de una manera distinta, pues aunque no pertenece a la zona este del país, punto principal del turismo nacional, y su oferta turística no se basa en playas y en hoteles lujosos, Jarabacoa tiene -y ofrece- todo el encanto de su naturaleza.

Verde, que te quiero verde.  El placer de ir a Jarabacoa empieza desde su mismo trayecto. Llegar amerita un obligatorio, pero muy placentero, recorrido por la zona norte del país, en el que un despejado cielo azul pareciera unirse a sabanas verdes de una vegetación que sólo interrumpen los tonos marrones de las montañas.

Ya al llegar, todo esto se incrementa: debido a su ubicación en el mismo centro de la Cordillera Central, cuenta con una temperatura muy agradable (ni frío ni calor), una fauna exótica y una flora tan exuberante que hace común la existencia de bellos jardines y paisajes impresionantes.

Un turismo diferente.  Variedad es la palabra que caracteriza la oferta turística de Jarabacoa. Con su turismo de montaña, es uno de los pocos lugares del país que enfatiza en el llamado ecoturismo.  Al visitarla puede participar de excursiones en jeep, caballo o senderismo, disfrutar de los saltos de Jimenoa y Baiguate, o practicar deportes como parapente, canyoning, four-wheels, rafting o simplemente montar bicicletas de montaña. No obstante,  Daneyda Trinidad, directora del Departamento de Planificación y Gestión Ambiental del Ayuntamiento de Jarabacoa señala que respecto al turismo, aquí no está todo visto, sino que hay lugares interesantes que todavía no se han explotado.

 “Mucha  gente cuando viene  hace el clásico turismo de montaña, pero aquí hay sitios bellísimos como Manabao,   no tan  conocidos, y que serían      excelentes destinos turísticos”, dice.

Por eso cuando vaya a Jaraboca, ya sea la primera vez que la visite u otra de tantas,  incorpore estos sitios  a su agenda, desarrolle su espíritu aventurero y disfrute de un destino dominicano que tiene mucho que ofrecer.

Zoom

Bella hasta en la arquitectura

Sus cabañas

Como si el panorama natural de Jarabacoa fuese poco, ésta posee además un “encanto arquitectónico”. Todo su panorama cuenta con unas famosas cabañitas hechas al estilo “de montaña”, que, según explica  la arquitecta Daneyda Trinidad, reflejan la idiosincrasia de este pueblo. “Las cabañas de aquí  poseen  una construcción  típica  y  doméstica que se caracteriza por el uso de la madera y de otros elementos que se producen aquí”, dice Trinidad.

Las impresiones

Padre Emiliano Durán

“Jarabacoa es un lugar que a través de sus montañas y valles da testimonio de lo maravillosa que es la obra de Dios. Además es un pueblo que en poco tiempo ha progresado mucho”.

Daneyda Trinidad

Los dominicanos debemos aprender a disfrutar más a Jarabacoa, pues independientemente de si ya se le ha visitado antes o si es la primera vez, siempre hay cosas nuevas que hacer”.

Carmen  Calderón

Visitar Jarabacoa me ha gustado mucho. Es un lugar fresco, limpio, bonito y el Salto de Jimenoa es increíble”.

Flor Pappaterra de Bisonó

“Lo que más me gusta es el clima, es muy agradable. Vine por una convención de mi iglesia y de verdad me gustaría poder quedarme más tiempo”.

Martha di Carlo

Cada vez que puedo me doy una escapadita para Jarabacoa porque es un lugar muy hermoso y agradable”.