Trabajadores del Central Romana violaron parque

POR MANASÉS SEPÚLVEDA
Trabajadores del Central Romana fueron detenidos y encarcelados en Higüey cuando trabajaban dentro del Parque Nacional del Este en la provincia La Altagracia, informó ayer la secretaría de Medio Ambiente.

Entretanto, Francisco Micheli, vicepresidente relaciones públicas del Central Romana, dijo que la empresa ordenó cercar con alambres de púas su propiedad en la zona.

Medio Ambiente informó que los empleados del Central Romana hacían mediciones, talaron decenas de árboles e hicieron varios kilómetros de caminos en el interior del área protegida sin contar con un permiso.

Micheli dijo que la ley de áreas protegidas liberó una parte de los terrenos que estaban situados en el Parque Nacional del Este y que grupos en defensa del medio ambiente elevaron un recurso para que declarara inconstitucional esa ley, pero ese recurso fue rechazado por la Suprema Corte de Justicia y ratificó los términos de la ley.

“Lo único que hemos querido hacer es que la parcela 25 que nos corresponde a nosotros una parte y otra al empresario Popy Bermúdez, hemos decidido ponerle una verja de alambres de púas para deslindarla y evitar que alguien por confusión vaya a cercar en su momento lo que no le pertenece”, explicó.

También dijo que no ha habido tala indiscriminada de árboles ni mucho menos sino limpiar un poco de maleza para poder en su momento poner los postes.

“De ninguna manera se puede pensar que el Central Romana tenga vocación de hacer daño porque es una empresa que su historia está muy clara en beneficio de la región y el país y que hay mucho interés de confundir a la opinión pública llamado a una conferencia de prensa en esos términos”, afirmó.

En tanto el licenciado Ángel Daneris Santana, subsecretario de Áreas Protegidas y Biodiversidad, expresó que las destrucciones “eran devastadoras para el hábitat”, especialmente para los cangrejos, además del corte indiscriminado de árboles lo que ocasiona un gran daño a la ecología.

También dijo que “los invasores, que alegan pertenecer a la Compañía Central Romana”, fueron detenidos por guardabosques y miembros de la Marina de Guerra al intentar retornar al área cerca de la costa donde hacían los trabajos.

Santana expresó que “los infractores” llegaron en una embarcación por el sector de Las Tortugas y abrieron una trocha para internarse en el área para hacer mediciones no autorizadas por la secretaría de Estado Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Los infractores fueron sometidos acusados de violación a los artículos 15, 25, 19, párrafo I, artículos 33 y 35 y 140 de la ley 202-04 y la resolución 550 del 17 de junio de 1982 por tala de árboles, realización de trechos y remociones dentro del ámbito del Parque Nacional del Este.

Santana agradeció a la ciudadanía por mantenerse vigilante para defender un recurso “que es de todos los dominicanos”.

Dijo que el grupo fue entregado a la Procuradora para la Defensa del Medio Ambiente de La Romana que los envió a Higüey.

Al personal apresado se le incautó un bote, un camión de color blanco, marca Daihatsu placa número L021220, con el logotipo CR e implementos de labranza y agrimensura, los cuales quedaron bajo custodia de la Policía y de la Marina de Guerra.

LA COALICIÓN

Entretanto, la Coalición para la Defensa de las Áreas Protegidas en rueda de prensa ayer dijo que los trabajadores declararon que fueron enviados por el señor Montás del departamento de ingeniería de la empresa y un agrimensor de nacionalidad alemana de nombre Hosch.

Fueron detenidos por el administrador del Parque, Luis Cordero, dijo la Coalición.

Dijo que el Parque Nacional del Este, mediante nueva Ley Sectorial de Áreas Protegidas 202-04 le fue mutilada una franja costera de 25 kilómetros de largo, pero ese terreno se le ha mantenido bajo la responsabilidad de la secretaría de Medio Ambiente.

“Para acceder a estos terrenos y evidentemente, para realizar algún trabajo dentro de los mismos, es imprescindible obtener una autorización de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales. Por ello los terrenos recalificados dentro del Parque Nacional del Este no pueden ser ocupados por nadie y mucho menos encontrarse en situación de ser edificados”, afirmó el grupo.