Trabajan en nueva ley de zonas francas

POR ALEIDA PLASENCIA
Con los auspicios del Consejo Nacional de Competitividad y la Agencia y la Agencia Internacional para el Desarrollo (USAID), se está trabajando en la preparación de una nueva ley de zonas francas, para adecuar el país a los requerimientos actuales en esta materia.

Según Martín Ibarra Pardo, presidente de la firma “Internacional Trade Consultants”, empresa que está a cargo de la preparación de un anteproyecto de ley de zonas francas, dicha legislación tiene que tender a atraer inversiones, estar acorde con los requerimientos de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y vincular las zonas francas con la industria local.

Explicó que la OMC exige que haya cierta adecuación con relación a los incentivos, de manera que éstos sean compatibles con los lineamientos de dicha institución.

Igualmente, recomienda adecuar la legislación dominicana de zonas francas, de cara a la implementación del Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (DR-CAFTA).

También, para establecer vínculos entre las zonas francas y la industria local, así como motivar la inversión en el país.

Manifestó que se persigue lograr una ley moderna de zonas francas, la cual tienda a atraer inversiones.

Entrevistado en exclusiva, acompañado de Juan David Barbosa, Ibarra Pardo consideró que las empresas de zona franca no deben bagar impuestos muy significativos, “sino gravámenes pequeños, con exenciones durante un tiempo (en el inicio de la empresa)”.

Dijo que la legislación de zonas francas que se apruebe en el país debe ser mejor, es decir, más atractiva que las que tienen otras naciones de Centroamérica y el Caribe, en vista de que la República Dominicana sufre una serie de limitaciones (que afectan la competitividad), tales como el problema de energía eléctrica.

Se mostró opuesto a que al sector productivo local se le den las mismas condiciones impositivas que a las zonas francas, como plantean alguno sectores.

Resaltó que la OMC establece que las zonas francas siguen vigentes y que “hay un sólo incentivo para un sólo tiempo de usuario, que debe ser reconvertido: la exención de rentas para exportadores de bienes”.

Esto es, añadió, porque la OMC prohibe exonerar la renta en las exportaciones. Según explicó, los demás incentivos impositivos seguirían igual para las zonas francas, en el marco de las reglas de la OMC.

Entiende que las zonas francas jugarán un rol muy importante para los países, en el marco de la apertura comercial.

Resaltó el gran milagro económico de China, fundamentado en zonas francas y zonas económicas especiales.

La gran mayoría de las exportaciones de China hoy provienen de zonas francas especiales, indicó.

Explicó que estas empresas gozan en China de exenciones de impuestos y de una serie de incentivos relacionados con el tema impositivo.

Con relación a las zonas francas, dijo, la República Dominicana tiene que partir de la base de “compararse con otros países con los cuales vaya a competir en el resto de las inversiones”.