TRAS 19 AÑOS Los Spurs jugarán sin Tim Duncan

d3

Luego del retiro del legendario jugador Tim Duncan, uno de los mejores jugadores ala- pivot en la historia de la NBA, el conjunto de San Antonio Spurs inicia una nueva era sin su presencia.
Y todo porque con el adiós del jugador tres veces elegido MVP de las finales, rompe una de las dinastías más longeva en la historia de la liga jugando al lado de Gregg Popovich.
Pero lo cierto es que la vida debe seguir su agitado curso y eso las espuelas lo saben. Por tal razón, durante la temporada muerta se hicieron de los servicios del español Pau Gasol, el cual bien podría suplir el rol dentro del quinteto que jugó Duncan. Además agregaron a la escuadra a David Lee, un jugador de 6’9” de estatura, el cual se adapta bastante bien al estilo de juego de San Antonio.
El nuevo líder del equipo será el alero Kawhi Leonard y a pesar de su juventud ya es considerado como uno de los mejores jugadores de la NBA.
A sus 25 años ha ganado el Premio al Jugador Defensivo del año en dos ocasiones y fue el MVP de las finales en el 2014. Si San Antonio quiere llegar lejos, necesitará que Leonard dé el siguiente paso y se una a la conversación, junto a Kevin Durant, LeBron James y Stephen Curry como los mejores de la NBA.
El año pasado llegó el ala-pivot LaMarcus Aldrige y ayudó a que los Spurs ganaran más de 60 encuentros, pero en la serie contra el Thunder, donde los texanos quedaron eliminados en seis juegos, desapareció. No obstante, en su segundo año bajo el sistema de Popovich se esperan grandes cosas de él.
Pau Gasol sigue siendo un jugador capaz de absorber volumen ofensivo, es un excelente generador y con el paso del tiempo se ha convertido en una máquina de producir desde cualquier ángulo de la cancha.
El rol del base Tony Parker sigue siendo diferencial para los Spurs, especialmente porque ningún otro jugador puede desarrollarlo. Se espera que Danny Green tenga un mejor desempeño este año.
Las alas siguen teniendo a Manu Ginobili como generador de segunda unidad. Pero, y aquí la clave, Kyle Anderson y/o Jonathon Simmons son dos jugadores que deben dar un salto cualitativo este año, así como David Lee (para roles ofensivos) y Dewayne Dedmon (excelente corrector de aro y presencia atlética más que interesante).