Tras 4 años de espera por su rehabilitación, escuela Emilio Prud´Homme estará lista para la docencia

Tras 4 años de espera por su rehabilitación, escuela Emilio Prud´Homme estará lista para la docencia

Santiago.- Tras 4 años de estar sometida a un proceso de reconstrucción que ha sido una eternidad y a tan solo una semana del inicio del nuevo año escolar presencial, en la escuela experimental Emilio Prud´Homme todo parece indicar que finalmente estará lista para la docencia.

Y es que luego de   rodar por otros barrios, crecen las expectativas de que los niños de Los Pepines recuperen su espacio educativo.

«Es impresionante, desde el día que visitamos la escuela para conocer su estado hasta la presente etapa de intervención, hoy tenemos una escuela casi terminada», aseguró la directora regional de Educación Marieta Díaz.

Dijo sentir júbilo por los avances de la obra, debido a que tiene un vínculo sentimental con la escuela en la que estudiaron ella y sus hermanos en tiempos de la niñez.

Lamentó que el gobierno anterior echó a rodar a los estudiantes y maestros por diversas escuelas del entorno, dejando en abandono por años un plantel emblemático e histórico que ha servido de escuela a generaciones de estudiantes.

Al recorrer los espacios del plantel junto al director del Distrito Educativo 08-05 Lázaro Jiménez, al coordinador de Participación Comunitaria Mario Rosario y a la directora del centro educativo Narcisa Peña, mostró a periodistas los baños, la pintura, los plafones, las pizarras digitales ya instaladas.

 «Todo muy avanzado, sólo falta la limpieza general y ornamental. Pronto vamos a suplir el mobiliario para que los niños puedan asistir a clases en la fecha acordada por el Minerd», apuntó, según una nota.

Dijo que se está preparando un gran acto para la entrega a la comunidad de un centro educativo completamente rehabilitado.

Para comprobar los trabajos de rehabilitación del edificio escuela Emilio Prud´Homme, el cual forma parte del patrimonio histórico-monumental de Santiago, asistió la directora regional de Cultura Sarah Espinal, quien tuvo una valoración positiva de los trabajos y el cuidado conceptual de la obra.