Tras larga espera, Haití vota a un nuevo presidente

Two women ready a classroom for election day, in Port-au-Prince, Haiti, Saturday, Nov. 19, 2016. Sunday's voters will choose a president, with the top two finishers going to a Jan. 29 runoff, as well as senators and members of the Chamber of Deputies. (AP Photo/Ricardo Arduengo)
Two women ready a classroom for election day, in Port-au-Prince, Haiti, Saturday, Nov. 19, 2016. Sunday's voters will choose a president, with the top two finishers going to a Jan. 29 runoff, as well as senators and members of the Chamber of Deputies. (AP Photo/Ricardo Arduengo)

Haití . Los votantes haitianos votarán hoy  en unas elecciones a la presidencia aplazadas varias veces, y en las que las autoridades esperan llevar a terreno más firme la endeble democracia haitiana.

A los aproximadamente 6 millones de votantes registrados no les faltan opciones: hay 27 candidatos en liza. Los dos más votados se enfrentarán el 29 de enero en segunda vuelta a menos que un candidato logre de alguna manera una mayoría de los votos en primera ronda.

No se esperan resultados hasta ocho día más tarde, aunque el director del consejo electoral. Uder Antoine, ha dicho que podría tomar más tiempo.

La votación también completará el Parlamento, ya que los votantes escogerán a un tercio del Senado y a los 25 miembros que faltan de la Cámara de Diputados.

Los resultados de las elecciones del año pasado se vieron disputados y después anulados después de que una comisión especial dijera haber encontrado lo que parecía un volumen significativo de fraude y mala conducta profesional.

La mayoría de los haitianos no suele votar, debido en parte al desencanto por la ineficacia crónica y las promesas rotas de sus funcionarios electos. Pero algunos haitianos dijeron estar decididos a votar, con la esperanza de que sus nuevos líderes puedan aliviar la pobreza crónica e inestabilidad política del país.

“Nada me impedirá votar. Todos tenemos que alzarnos y ayudar a resolver los problemas de Haití”, dijo Mickenson Berger, que corta el pelo en una esquina de Puerto Príncipe desde que el devastador terremoto de 2010 destruyó su barbería.

Haití lleva más de un año bajo un gobierno provisional, y el nuevo presidente enfrentará una serie de desafíos inmediatos y de largo plazo.