Trasladan a Marcos Irizarry a cárcel de Najayo

POR MANASES SEPULVEDA
La Dirección General de Prisiones dispuso ayer el traslado, “por razones de seguridad”, desde la cárcel pública de La Romana a la modelo de San Cristóbal, del recluso puertorriqueño Marcos Irrizarry. Según las autoridades, la vida de Irrizarry, quien es esposo de la ex presentadora de televisión Laura Hernández, también presa y acusada de violar la Ley 50-88 sobre drogas narcóticas, corría peligro en esa prisión.

La decisión de la Dirección General de Prisiones fue dada a conocer a través de un comunicado de prensa enviado a este diario.

El traslado ocurre tras una denuncia de los abogados de Irrizarry, de que si éste era llevado a una celda común como reclamaban los reclusos del penal de La Romana, su vida corría peligro.

Los presos del penal de La Romana se quejaban de que Irrizarry era un reo con “muchos privilegios” y exigieron que lo llevaran a un área común para “picarlo”.

La situación causó que su esposa, Hernández, llamara desesperadamente a sus abogados para comunicarles lo que estaba pasando, según declaraciones publicadas por los doctores Tomás Castro y Freddy Castillo.

Explicaron que para evitar que Irrizarry fuera recluido en una celda común, tuvo que intervenir el Procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito.

Se explicó que las autoridades de la cárcel de La Romana, ya habían cedido a las presiones de los presos para llevar a Irrizarry a un área común.