Tratan de recomponerse tras tornado

TENESÍ. EE.UU.  AP.  Aturdidos habitantes del sur de Estados Unidos trataban ayer de recomponer sus vidas tras el paso de devastadoras tormentas y tornados que destruyeron comercios y viviendas y causaron por lo menos 57 muertes. 

En medio de un terreno lleno de escombros, juguetes y muebles destrozados, dos rescatistas encontraron un bebé que en un principio creyeron era una muñeca.

  “Le agarramos el cuello (para tomarle el pulso) y tomó aire y comenzó a llorar”, expresó David Harmon, un bombero de un condado aledaño que llegó al lugar para ayudar a las víctimas de los tornados.  El niño estaba a unos 100 metros (yardas) de donde era la casa de su familia, posiblemente por efecto de los fuertes vendavales, de acuerdo con testigos.

No había indicios del lugar exacto donde estaba la casa antes de la tormenta. La madre del bebé, que no sobrevivió, apareció en el mismo terreno.