Tratan de socorrer pueblos aislados por Erika en Dominica

m3

ROSEAU, Dominica. AP. Los rescatistas trataban ayer, domingo, de abrirse paso hacia varias comunidades de Dominica que quedaron aisladas por las inundaciones y deslizamientos de tierra luego del paso de la tormenta Erika, que dejó 20 muertos y más de 50 desaparecidos, mientras comenzaba lentamente a llegar la ayuda internacional. El gobierno ordenó el domingo la evacuación de los cerca de 1,000 habitantes del pequeño poblado de Petite-Savanne, ubicado entre laderas en el sureste del país, ante el temor de nuevos deslizamientos de tierra. El poblado se encuentra entre los nueve comunidades más afectadas y que las autoridades declararon zona especial de desastre.

“El alcance de la devastación es monumental, es mucho peor de lo esperado”, había dicho el primer ministro Roosevelt Skerrit. “Algunas comunidades están irreconocibles”.
El funcionario declaró nueve localidades como “áreas especiales de desastre” a fin de “focalizar de forma completa los trabajos de rehabilitación y recuperación”.

“El acceso por carretera a esas comunidades es imposible”, dijo el primer ministro Roosevelt Skerrit. Esos pueblos “están aislados del resto del país” debido a que algunos puentes colapsaron y tramos de carreteras quedaron destruidos. Helicópteros con ayuda humanitaria de Venezuela y las islas francesas de Guadalupe y Martinica aterrizaron el domingo en el pequeño aeropuerto de Canefield, al norte de la capital Roseau.

En una alocución al país, el primer ministro Roosevelt Skerrit dijo la noche del sábado que la declaración de áreas especiales de desastre se realizó ante la pérdida de vidas y los daños a la propiedad.