Tratan parar erosión playa

http://hoy.com.do/image/article/331/460x390/0/A7CD0791-9518-421E-A442-78ECBFFA7645.jpeg

POR ODALIS MEJIA
Comerciantes de los alrededores de la playa de Boca Chica están depositando arena de canteras para suplir la carencia de la arena blanca natural, erosionada por las construcciones inapropiadas mientras que el proyecto para reestructurar ese balneario está a punto de abortar por la negativa de una empresa inmobiliaria y hotelera de aportar US$500,000.

Esta medida de desesperación de los comerciantes,  porque prácticamente  ya no cuentan con playa,  afectando la calidad del grano de ese balneario, que tradicionalmente se caracterizaba por poseer una arena blanca y fina. También se ha colocado bloques para evitar que el agua se lleve los negocios.

La subsecretaria de Turismo, Magalys Toribio, informó que se lleva a cabo un proceso de negociación con la empresa que falta por  aportar los recursos, y la cual no quiso identificar alegando que confía arribar a un acuerdo.

Declaró que los demás empresarios de la zona están dispuestos a aportar los US$150,000 que sumado a los US$500,000 equivalen al 30% del costo de los trabajos de reestructuración. El Estado aportará el restante 70%.

EL PROBLEMA

La erosión en Boca Chica es tal que cuando la marea sube el  agua de la playa penetra algunos negocios, mientras que se han caído muchos árboles por la pérdida de arena que sustenten sus raíces, las cuales se encuentran al aire.

Esto representa gran peligro porque en cualquier momento estos árboles podrían caer y afectar a bañistas y trabajadores que pernoctan en el balneario.

Pero mientras los bañistas  no pueden ya disfrutar de una playa pública, el hotel Hamaca cuenta con un balneario privado construido artificialmente a fuerza de un espigón que impide que llegue la arena a la parte este del litoral.

El presidente de la Asociación de Comerciantes del Polo Turístico de Boca Chica, Raúl Valette, señaló que este deterioro de la playa está provocando que muchos turistas que reservan habitaciones por dos semanas,  apenas duren dos o tres días por la pérdida el encanto natural de la playa.

Informó que someterán ante la justicia a los hoteleros a través de la Procuraduría de Defensa del  Medio Ambiente por el desastre ecológico de la zona, ya que considera que son los principales responsables del daño al colocar trampas de arena para beneficiar sus negocios privados.

También amenazó con denunciar la situación ante organizaciones ambientalistas internacionales y puso como ejemplo de la contaminación que se produce dentro de la misma playa donde el hotel Don Juan tiene una marina en la cual hay varios botes y se derraman aceites y otros químicos directamente al agua.

Deploró la negativa de la empresa que no quiere cooperar, ya que es la propietaria de la mayor parte de los terrenos próximos a la playa y sería la mayor beneficiaria, teniendo un balneario en buenas condiciones.

Mientras en Boca Chica aún no hay acuerdo entre el gobierno y los empresarios, en Juan Dolio los trabajos de reestructuración de la playa iniciarán a principios de diciembre.

En esta región los hoteleros aportaron US$1.500,000 dólares. Aunque la temporada de ocupación hotelera está subiendo los trabajos no afectarán, ya que se realizarán por tramos de forma que la playa entera no estará cerrada, tal como se realizó en Long Beach, Puerto Plata, según explicó Toribio.

En  Boca Chica se tiene previsto además de la reconstrucción de playa, ubicar algunos negocios para lo cual se construiría una plaza, en caso de que el proyecto no fracase.