Tratan tomar palacio Haití

http://hoy.com.do/image/article/138/460x390/0/177FC813-09B3-4ADB-B1C4-9E5256BBA22E.jpeg

PUERTO PRINCIPE. AP. Un grupo de haitianos trató de irrumpir en el palacio presidencial el martes para exigir la renuncia del presidente René Preval debido a la carestía de alimentos, pero fueron dispersados por las fuerzas de paz de la ONU con balas de caucho y gas lacrimógeno. 

 Loa manifestantes fueron retirados del palacio presidencial, pero al caer la noche habían dejado rastros de destrucción en todo Puerto Príncipe. Había calles bloqueadas con barricadas de concreto y automóviles quemados, así como ventanas rotas e inmuebles en llamas desde el centro de la capital y hasta las colinas cercanas, densamente pobladas. 

Rebasadas en número, las fuerzas de paz de las Naciones Unidas se limitaron a observar cuando los manifestantes saquearon negocios cerca del palacio, sin alejarse del perímetro de la residencia. En un punto cercano, pero lejos de la mirada de las autoridades, otro grupo rodeó un automóvil que avanzaba lentamente y trató de sacar por la ventana a la mujer que lo conducía.  “­Tenemos hambre! ­(Preval) debe irse!”, gritaron los manifestantes cuando trataron de ingresar al palacio presidencial golpeando con un contenedor con ruedas las vallas unidas con cadenas.

Momentos más tarde, soldados brasileños de los cascos azules de la ONU llegaron a bordo de vehículos todo terreno y carros de asalto y dispararon balas de caucho y gas lacrimógeno para alejar a los manifestantes de la cerca.  Los precios, que han aumentado en promedio 40% desde mediados del 2007, han provocado reacciones de violencia en varios lugares del mundo. Pero en ningún lugar se corre mayor riesgo de que atenten contra la democracia como en Haití, uno de los países más pobres del planeta donde en las mejores épocas la gente tiene dificultades para tener el alimento cotidiano.

ONU teme por estabilidad Haití

Naciones Unidas. EFE. El jefe de la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (MINUSTAH), Hédi Annabi, advirtió ayer que el descontento popular por el aumento del precio de los alimentos puede socavar la estabilización del país caribeño. El diplomático tunecino aseguró en una intervención ante el Consejo de Seguridad que la situación en la nación más pobre del continente americano sigue “frágil”, a pesar de la relativa estabilidad política y la reducción de la violencia lograda desde el año pasado. Indicó que la mayoría de los haitianos todavía no ha visto el “dividendo de esa estabilidad”, al tiempo que consideró que las pésimas condiciones en las que deben desarrollar sus vidas pueden ser manipuladas políticamente. A pesar del crecimiento económico de un 3,2 por ciento en 2007 y la reducción de la inflación al ocho por ciento.