Traumas de la infancia: Conozca los indicadores en los niños y adultos

Traumas de la infancia: Conozca los indicadores en los niños y adultos

La violencia es uno de los traumas de la infancia. -Fuente externa

Los traumas en la infancia son situaciones que afectan a los niños ocasionando problemas en su desarrollo e incluso causando estragos en la adultez. Muchas veces se cree que al llegar a la adultez los traumas infantiles ya se han superado, sin embargo, se encuentran resguardados y ante una situación resurgen sus consecuencias.

Puede interesarle: ¿Cuándo es necesario llevar a tu hijo al psicólogo?

Por eso con Virginia Pardilla, psicóloga especializada en terapia familiar, a continuación te presentaremos las manifestaciones y las secuelas de un trauma vivido en la infancia.

¿Cómo surgen los traumas de la infancia?

De acuerdo con la doctora, un trauma puede surgir de un suceso aterrador, peligroso o violento que representa una amenaza a la integridad física o emocional causando que te sientas amenazado o un sufrimiento.

Los traumas pueden surgir de situaciones tales como: un accidente, acoso escolar, abuso, maltrato físico, vivir en una familia desestructurada, apego insano a los padres, abandono, duelo, situaciones de discriminación, violencia o alguna enfermedad.

Indicadores de trauma en la infancia

Según la psicóloga, entre los comportamientos en la infancia que pueden indicar la presencia de trauma se encuentran:

Lee también: Acoso escolar: 8 características del acosado y el acosador

  • No controlar sus emociones
  • Ira
  • Apatía
  • Ataques de llanto
  • Sensación de tristeza
  • Depresión
  • Melancolía
  • Actitud confusa
  • Desorganización
  • Falta de concentración
  • Nerviosismo
  • Dificultad para quedarse tranquilo
  • Rechazo a ir a la escuela
  • Falta de habilidades para relacionarse con los demás
  • Miedo
  • Cambio o alteraciones en el estado de ánimo, sueño o en la alimentación
  • Sobresaltos excesivos
Los traumas de la infancia pueden afectar la vida adulta. -Fuente externa

Secuelas en la adultez

De acuerdo con la especialista, los traumas de la infancia pueden desencadenar lo siguiente en la vida adulta:

  • Ser distante, frío o antipático
  • No disfrutar estar con tu pareja
  • Necesidad de aprobación
  • Sentir miedo o soledad
  • Desórdenes alimenticios
  • Apego emocional
  • Inseguridad y baja autoestima

¿Qué se recomienda?

Al niño vivir una situación traumática o identificar alguno de los indicadores, la doctora Pardilla recomienda a los padres a acudir a un profesional y tratarlo hasta superar la situación. De no brindarle la ayuda y soporte a tiempo, el trauma continuará  e impedirá que sea feliz y pleno durante su infancia e incluso en la adultez.

¡Aquí el video de la especialista!

Más sobre los niños:

Disciplina positiva: 14 consejos para empoderar a tus hijos

¿Cómo identificar y actuar frente a los niños manipuladores?

Criar a gritos: ¿Quieres que tus hijos te respeten o te tengan miedo?

Acosador escolar: conoce sus características y sus tipos

Publicaciones Relacionadas