Traumas que marcan para siempre

http://hoy.com.do/image/article/331/460x390/0/2FF1794A-2017-443A-9293-9846EA65A430.jpeg

En el suplemento de salud de la semana pasada, hacíamos un análisis desde el punto de vista psicológico de  la película El Príncipe de las Mareas, llevado a cabo por el Colegio Dominicano de Psicólogos, la Sociedad Dominicana de Psiquiatría y el Fórum para el Estudio de la Conducta. En este filme se muestra como una experiencia traumática puede marcar irremediablemente la vida de una o más personas.

POR DR. TARQUINO SANTANA
2-2

Al comentar sobre este suceso con la doctora, Tom “convenientemente” olvidó comunicarle que él también había sido violado por uno de los malhechores. Luke, que se había destacado por su protección a la familia, era también era un joven violento y agresivo como su padre; se enroló voluntariamente para pelear en la guerra de Vietnam y cuando regresó fue muerto por las autoridades del estado cuando exigió violentamente que se le entregara la isla Melrose, que según el pertenecía a su familia. Varios meses después de esta muerte, es que Savannah intenta suicidarse por segunda vez.

La doctora Lowenstein, quien era una profesional exitosa pero con serios problemas matrimoniales, trata de recompensar a Tom por su colaboración y le invita a cenar a un lujoso restaurante. La relación entre paciente y terapista se hace cada vez mas intensa e íntima hasta transformarse en un romance pasajero, que concluye con la reconciliación de Tom y su esposa y su retorno al hogar.

El panel de profesionales de la salud mental que analizó este film, conformado por los   doctores Martha Díaz, Lino Romero, Héctor Brea Tió, y los licenciados Luís Vergés, Rafaela Burgos, Roselín de los Santos y Martha Rodríguez, consideró que Savannah sufría un trastorno por estrés postraumático tipificado por los síntomas de depresión, amnesia selectiva, flash back, es decir rememoración cargada afectivamente de los hecho traumáticos vividos, negativa a volver al lugar donde se tuvo la experiencia dolorosa. Tom admitió que el también estaba psicológicamente afectado y que había tratado de olvidar los sucesos vividos como forma de obviar el dolor y la tristeza. Había sido un escapista sistemático de los recuerdos dolorosos a la usanza de la “gente del sur”. Tom entendió también que su silencio pudo haber sido peor que la experiencia traumática.

¿Qué factores incidieron para que las tristes experiencias de Savannah y Tom marcaran sus vidas de manera tan intensa y extensa? El panel consideró que el hecho de que jamás se volviera a hablar de lo sucedido tronchó la oportunidad de que los niños y la madre pudieran ventilar el dolor, la rabia y el miedo experimentado. Pero además de esto, la disfuncionalidad de la familia era un caldo de cultivo para los traumas, comportamientos desadaptativos y problemas psicológicos en general de sus miembros y en particular de los mas jóvenes. Como en cualquier otra familia, entre las características de disfunción presentes en la familia Wingo están: 1) Un padre violento que llama la atención a los hijos haciendo uso de adjetivos insultantes y que, como esposo, descalifica a su pareja frente a los hijos.2) La ausencia de una relación complementaria entre los esposos dando lugar a una relación simétrica y a una competencia sistemática y contínua. 3) La ambivalencia e inmadurez de la madre que no garantiza un sistema seguro y predecible para el buen desarrollo de los hijos. 4) La contradicción entre el lenguaje verbal y no verbal de la madre, lo que conforma un contexto esquizofrenógeno inductor de problemas psiquiátricos graves. 5) La ausencia de reglas que delimiten claramente los roles de cada miembro de la familia en función de su jerarquía. 6) la asunción de un rol parental de parte del hijo mayor de la familia 7). La dinámica familiar confusa y alterada, una de cuyas manifestaciones más extremas se expresa en la manera de enfrentar el evento de la violación cometido por los extraños y asesinatos posterior de estos, debiendo hacer los hijos un pacto de silencio frente a la madre, so pena de perderla. 8) La familia Wingo quedó atascada en una relación matrimonial desacoplada, por lo que no brindaron a sus hijos durante el crecimiento y la madurez, el acompañamiento necesario que les permitiera satisfacer sus requerimientos de seguridad, pertenencia y compromisos correspondientes a cada etapa de la vida.

El hecho de que no pudieran comunicar sobre sus experiencias más dolorosas fue resuelto por cada miembro de la familia de manera distinta, a través de síntomas y conflictos como la represión, agresividad, autodestrucción, aislamiento, vergüenza, culpa, sentimiento de impotencia, rebeldía, embotamiento afectivo, baja autoestima, desesperanza y comportamiento evasivo. Duke, al decidir voluntariamente ir a la guerra y luego enfrentar violentamente a las autoridades del Estado procuraba su propia muerte. Se trata de un comportamiento autodestructivo. Tom evidencia signos de inseguridad, muestra también un comportamiento evasivo frente a situaciones potencialmente dolorosas o que impliquen involucrarse íntimamente con el otro, por esto trata de mantener una relación superficial con su esposa y como padre actúa mas como un “padre bufón” que como autoridad, protector y guía de sus tres hijas.

La ayuda terapéutica a Tom, y probablemente también a Savannah, consistió en un retorno a la memoria histórica de su familia de origen, con sus sombras y sus luces, la aceptación de su pasado con sus dolores y alegrías y una reestructuración de su percepción de los miembros familiares, destacando no solo los defectos, sino también las virtudes. Esta nueva visión es la base para un porvenir diferente.