Trece muertos en caída avión

LIMA (AFP).- Un avión del ejército peruano se estrelló este jueves y provocó la muerte de 13 personas cerca a la planta gasífera de una compañía argentina en la localidad sureña de Pisco, informó la Fuerza Aérea del Perú.

   El avión, un bimotor turbohélice, cayó en una zona despoblada en la playa La Lobería, a poca distancia de una planta de gas de Camisea, pero sin provocar daños en sus instalaciones, dijo la fuente, que requirió anonimato.

   La nave, que realizaba un vuelo de entrenamiento, se estrelló por causas desconocidas poco después de haber partido de la base aérea de la Fuerza Aérea del Perú en Pisco, unos 300 km al sur de Lima.

   Entre las víctimas figuran siete militares y un civil, según el reporte inicial de las autoridades regionales de Pisco.

   La nave quedó totalmente destrozada y apenas se podía distinguir partes de la cola, dijo una fuente policial que detalló que el aparato se precipitó en la parte trasera de la planta de gas de la argentina Plus Petrol.

   Unos pescadores dijeron a medios de prensa radiales de Lima que sintieron una fuerte explosión y que del lugar se levantó una gran humareda por el incendio de partes de su fuselaje.

   Algunos de los restos quedaron a unos 200 metros de los tanques de almacenamiento del gas, que llega a Pisco a través de un ducto desde la región  amazónica hasta la costa.

   Plus Petrol construye en ese lugar una planta de procesamiento de gas para facilitar su futura exportación.

   “Nuestras instalaciones están totalmente intactas, no tenemos absolutamente ningún daño, el avión cayó en una zona desolada”, aclaró un portavoz de la empresa argentina que requirió anonimato.

   Este es el segundo accidente de un avión militar que se registra en Perú en cuatro meses.

   En diciembre pasado un avión Sukhoi S-22 de la fuerza aérea se estrelló cerca a una zona urbana en el sector sur de Lima provocando la muerte de sus dos tripulantes cuando realizaba un vuelo de entrenamiento.

   En esa ocasión partes del avión destruyeron varias casas de un barrio marginal, causando gran susto a sus dueños pero sin matarlos.

   Ello generó un debate en Lima sobre el peligro de que existan bases aéreas o que se realicen vuelos de entrenamiento cerca a zonas urbanas o cerca de instalaciones fabriles consideradas de riesgo.

   En reiteradas oportunidades el gobierno peruano ha señalado la necesidad de repotenciar el parque aéreo militar, sobre todo los aviones y helicópteros para el transporte de personas en situaciones de emergencia y desastres naturales.

   A mediados del año pasado el presidente Alejandro Toledo admitió que en Perú existen “cementerios de helicópteros y aviones inoperativos que están obsoletos”.

   Toledo dijo en aquella oportunidad que se tienen que “modernizar los equipos aéreos para atender los desastres naturales que ocurren en distintos puntos del país”.

   Para la repotenciación del parque aéreo el gobierno creó desde enero de este año un fondo especial destinado a la compra de repuestos con el fin de modernizar y renovar sus unidades aéreas.