Tres abogados renuncian defensa diácono Meregildo

POR FERNANDO QUIROZ
Abel Rodríguez del Orbe, Juan Miguel Castillo Pantaleón y Luis Mercado renunciaron ayer como abogados defensores del diácono Meregildo Díaz y Díaz, quien está acusado del asesinato de una pareja de recién casados que el primero de marzo fue encontrada descuartizada y quemada en dos tanques en Hatillo, Azua, luego de un mes de desaparecida.

Las víctimas son Joel Díaz, de 20 años, y Yaniris Ruiz Sánchez, de 21 años, estudiante de Derecho. Fueron vistos por última vez salir de su casa en la calle Real número 58, de Los Mameyes, el 5 de febrero pasado.

La noche del 6 de marzo pasado el juez del Tercer Juzgado de Instrucción de la provincia Santo Domingo, William Encarnación, dictó prisión preventiva de tres meses contra Díaz y Díaz, y su envío a la cárcel de Najayo, San Cristóbal.

El magistrado consideró que son contundentes las pruebas que vinculan a Díaz y Díaz a la desaparición de la pareja.

Dijo que fundamentó su dictamen en las evidencias mostradas en la audiencia como son los números telefónicos que fueron marcados los días antes de la desaparición.

Los abogados redactaron una carta en conjunto, la que enviaron a Díaz y Díaz con el argumento de que renunciaban como sus representantes por sentir defraudada su amistad y por la colaboración negativa que han recibido de su parte en el transcurso de esta fase preparatoria.

Los abogados renunciantes recordaron que por el caso hay un proceso abierto por ante el Tribunal de Primera Instancia de la Provincia Santo Domingo el 5 de marzo pasado y pendiente de audiencia preliminar.

El Cuarto Juzgado de Instrucción de Santo Domingo fijó para el 5 de junio el juicio preliminar. El fiscal deberá presentar las pruebas para acusar al religioso.

La parte civil es representada por los doctores Rafael Moquete y Pedro Duarte Canaán.

El acusado fue director del Centro Educativo Infantil Hainamosa.

El día 10 de este mes la Fiscalía de Santo Domingo anunció que pedirá medidas de coerción contra una persona que habría participado en el asesinato de la pareja Díaz y Ruiz Sánchez. Ese hombre, de 51 años, es considerado amigo de Díaz y Díaz.

“La razón de esta dimisión se encuentra íntimamente ligada a la colaboración negativa que hemos recibido de su parte en el transcurso de esta fase preparatoria; más aún cuando, en un expediente como el de la especie, habíamos asumido su defensa exclusivamente en razones de una amistad que hemos sentido defraudada”, precisaron los abogados renunciantes en el caso. Le desearon un juicio justo.