Tres hombres mueren en presunto intercambio de disparo con agentes policiales quienes le perseguían por robar 22 mil pesos a un mensajero

SANTIAGO. Tres hombres murieron ayer en un presunto intercambio de disparos con agentes de la Policía, quienes eran perseguidos por los oficiales luego de que supuestamente éstos asaltaron un mensajero para despojarlo de RD$22 mil.

En la balacera, ocurrida alrededor de las 1:30 de la tarde en el sector Cuesta Colorada de esta ciudad, murieron José Rafael Cruz Vargas, de 20 años; y sus compañeros con edades entre 20 y 30 años que la Policía no identificó. También resultó herido en una pierna el segundo teniente Martín Toribio, asignado a la Policía preventiva.

El encargado de relaciones públicas de la Dirección Cibao Central de la Policía, coronel Lorenzo Morillo, dijo que mientras se desplazaban en una motocicleta marca CG 1000,Cruz Vargas y sus compañeros, asaltaron al mensajero de bancas Real, Francisco Alberto Peña Santana, de 27 años, a quien despojaron de un bulto negro que contenía RD$22,879.

“Los hoy occisos habían asaltado al mensajero para robarle. Luego, una patrulla de la policía inició una persecución hasta que los agentes acorralaron a los delincuentes en la calle primera del sector Cuesta Colorada, resultando los dos malhechores muertos y un oficial herido”, explicó Morillo.

El oficial informó que Cruz Vargas residía en la calle 30 Caballeros número 33, de Cienfuegos, y que además del bulto, a los muertos se les ocupó una pistola marca Bersa (9 milímetro) y la motocicleta.

Según versiones de residentes en el lugar, los individuos entraron a un callejón sin salida, y al verse acorralados emprendieron a tiros contra la patrulla y estos respondieron a la agresión.

Dos de los presuntos delincuentes murieron en el lugar de los hechos mientras que el tercero falleció en el hospital José María Cabral y Báez. Los tres cadáveres fueron llevados a la morgue del mismo centro asistencial.

Robo. El segundo teniente de la Policía Martin Toribio, residente en la calle donde ocurrió la balacera, denunció que le fue robada una motocicleta marca CG 3000 en el parqueo del hospital Presidente Rafael Estrella Ureña de esta ciudad, a donde había acudido a que le curaran una herida en la pierna que uno de los occisos le causó de un disparo.