Tres países tenían identificado a detenido en tren francés

Frances

PARÍS. Tres países vigilaban al hombre que abordó un tren de alta velocidad de Ámsterdam a París con un Kalashnikov, antes de ser derribado por varios pasajeros del convoy. El sospechoso tenía lazos con el islamismo radical y había viajado a Siria, según las autoridades.

El agresor fue identificado por una fuente francesa próxima a la investigación como Ayoub El-Khazzani, de 26 años y que era conocido por las autoridades de Francia, Bélgica y España. La fuente habló bajo condición de anonimato dado que la investigación sigue abierta.

Las autoridades no desvelaron el posible motivo para el ataque del viernes, aunque el ministro galo del Interior, Bernard Cazeneuve, dijo que el gobierno español había advertido a los servicios franceses de inteligencia sobre el sospechoso porque pertenece al “movimiento islamista radical”.

Tres personas resultaron heridas en el incidente pero nadie murió, y las autoridades felicitaron a los valientes pasajeros estadounidenses, franceses y británicos que detuvieron a El-Khazzani, que según dijeron portaba un rifle de asalto, nueve cargadores, una pistola y una cuchilla.

La policía antiterrorista francesa interrogaba el sábado al detenido, y confirmó con las huellas dactilares que se trataba del mismo hombre del que había sido alertada en febrero de 2014, indicó la fuente francesa. El sospechoso residió en la ciudad sureña de Algeciras, en España, y visitado una mezquita vigilada en esa localidad, indicaron las autoridades francesas. El sábado por la mañana fue trasladado al cuartel general de la policía antiterrorista francesa a las afueras de París, donde puede permanecer detenido hasta 96 horas.