Tribunal brasileño falla contra los bancos

El Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Brasil falló contra los bancos en una causa para determinar cuánto interés por mora puede cobrarse en las demandas colectivas. Banco do Brasil SA cayó más que nunca en cinco años luego de que se conociera el dictamen a última hora de ayer.

El STJ, como se conoce al tribunal, dictaminó que el interés por mora debe calcularse a partir de la presentación de las demandas colectivas y no cuando cada demandante reclama el pago.

La sentencia podría triplicar o cuadruplicar el monto que deberían pagar los bancos en tales casos, calculó el máximo responsable ejecutivo de Itaú Unibanco Holding SA, Roberto Setubal.

Firmas como Itaú y Banco do Brasil también podrían pagar más en otro pleito en el cual los depositantes las demandaron por pérdidas en sus cajas de ahorro debidas a políticas gubernamentales adoptadas para luchar contra la hiperinflación en los años 80 y 90. Los reguladores dijeron que las pérdidas bancarias en ese caso podrían llegar a 341.500 millones de reales (US$154.800 millones).

“Es demencial que les pase esto a los bancos treinta años después” de que el gobierno aplicó esas políticas, declaró Setubal en una entrevista con el máximo responsable ejecutivo de Bloomberg Dan Doctoroff en las oficinas de Bloomberg en Sao Paulo. “Lo que hicimos es lo que nos pidieron”.

El Superior Tribunal Federal de Brasil, conocido como STF, tiene previsto fallar en la causa de los depositantes el 28 de mayo.

Banco do Brasil bajó 7,3 por ciento, a 22,01 reales, ayer en Sao Paulo, su mayor caída desde abril de 2009. El fallo de la corte se anunció durante el período de liquidación de 15 minutos tras el cierre de las operaciones normales. Las acciones subieron 1,5 por ciento a las 10:48 de hoy.

“Esto es muy negativo para los bancos y el sistema financiero en general”, opinó en entrevista telefónica Joao Pedro Brugger, que colabora en la administración de 520 millones de reales en Leme Investimentos de Florianópolis, Brasil.

Febraban, la asociación bancaria del país, dijo que planea apelar el fallo.

El banco central lo revisará para ver si es posible apelarlo, señaló Erasto Carvalho, abogado de la autoridad monetaria. Dijo que los jueces ayer dieron a entender que los bancos podrían reembolsar a los depositantes en cuotas para evitar perjudicar al sistema financiero.

“Cada banco ahora tendrá que hacer sus propios cálculos”, declaró Carvalho a la prensa en Brasilia.

HSBC Holdings Plc informó en febrero que su división brasileña podría tener que pagar US$600 millones si los fallos del tribunal son adversos a los bancos.