Trípode
El Súper, la crisis y el ahorro

En un entorno de generalizada crisis económica global en el cual se estima que las familias dominicanas pertenecientes a las clases media y baja de la población, cuyos hogares enfrentan el rigor cotidiano de una canasta familiar sobre los 18 mil pesos mensuales, con un salario promedio de apenas 10 mil pesos al mes, la primera impresión que se tiene es la de que el ahorro es el único recurso con que se puede contar para la subsistencia, si tomamos en cuenta que esta canasta alimentaria es el componente fundamental en el conjunto de gastos que le obliga cumplir el diario vivir.

La práctica del ahorro, por tanto, es el denominador común que marca el rumbo obligatorio a seguir por la economía doméstica de la familia dominicana en estos tiempos de enormes dificultades puestas en el camino de su bienestar.

En búsqueda de la ruta correcta hacia la conquista del ahorro en los gastos que se requieren para sobrellevar la crisis, y en atención a los magros ingresos familiares de que se puede disponer, hay que mirar necesariamente hacia la insoslayable avenida representada por los supermercados en sus distintas modalidades y variedad de establecimientos, proveedores de los alimentos que diariamente consume la población.

Esto así, en razón de que como parte de una política defensiva de ahorro, en estos momentos, un numero mayor de consumidores se esta alejando de los restaurantes y tomándole más cariño a su cocina, tendencia envolvente que se traduce en una brillante oportunidad que llena los pasillos de los supermercados y otros estos centros de compras.

En consecuencia se nota un cambio significativo en las estrategias de marketing de los supermercados que ahora procuran establecer una conexión más focalizada y afectiva con sus clientes poniendo mayor atención a los aspectos que le conciernen, como son su familia y su estilo de vida, acciones estas que van mas allá del importante enfoque de la simple rebaja de precios en los alimentos.

De ese modo nacen ahora los clubes de consumidores, las revistas especializadas, los planes de descuento y ofertas especiales a los clientes de alto nivel de fidelidad y el uso de los recursos tecnológicos mediante la implementación de “softwares” y programas especializados que les permite mantener un “tracking” del mismo y poder satisfacer sus necesidades con mayor eficiencia y cabal plenitud. Es por ello que prácticamente todas sus propuestas giran en torno al ahorro, sustentados en planes que se traducen en ofertas, descuentos, promociones atadas o combinadas.