Trípode
El turismo, más allá de sol, playa y arena

Pienso que uno de los pocos temas en los cuales los dominicanos estamos prácticamente consensuados es en el conocimiento de la importancia de un sector de negocios como el turismo, que en lo que va de este año y a pesar de la difícil situación por la que atraviesa la economía norteamericana y la de otros socios estratégicos de nuestro país, su aporte a los ingresos nacionales sobrepasa los 3,370 millones de dólares.

A pesar de los pesares la industria del turismo avanza sostenidamente, y esa verdad parece ser incuestionable si tomamos en cuenta las crecientes necesidades de ocio y entretención que persiguen obtener las personas en todas las latitudes del globo terráqueo.  Por ello es  importante mirar con ojo crítico hacia ese sector los esfuerzos que se vienen haciendo en materia de  estrategias, promoción y  publicidad del “producto RD”. 

Estos atributos lo convierten en un producto fácilmente vendible si nos atenemos al hecho de que los expertos en la materia han dicho que el motivo principal que mueve al turista es el deseo de tener experiencias variadas, vivir las novedades y disfrutar de las rarezas que se le puedan ofrecer.

Siendo que en última instancia el turista en todas las épocas es conceptualizado como un consumidor en busca de cosas dignas de ser vistas y quien en definitiva lo llene de satisfacción, la tarea parece sencilla para  RD al otear en el futuro inmediato la intención de lograr un esfuerzo coordinado de marketing y comunicación del sector gubernamental y privado bajo un concepto único de venta, que pueda recibir el apoyo económico que se requiere para dar un mayor impulso a los buenos resultados obtenidos hasta la fecha y hacer más efectiva una campaña de esta magnitud.

El momento es propicio para esta gestión por cuanto la RD acaba de ser nombrada por la Internacional Association of Golf Tour Operators (IAGTO) como el destino de Golf del año para el Caribe y Latinoamérica, premio recibido por el ministro de Turismo Dominicano en el congreso anual del Internacional Golf Travel Market’s (IGTM) celebrado en Marbella, España la pasada semana.

El esfuerzo conjunto se hace cada vez más perentorio a la luz de las nuevas tendencias mercadológicas de este sector que coloca en la obsolescencia la tradicional oferta de sol, playa y arena para situar en primer plano la de ritmo, recreación y descanso con énfasis en un ilimitado disfrute, y una mayor atención a nuestro patrimonio turístico enmarcado en un plan estratégico multidestino que contemple un continuado proceso de rediseño de ese singular producto que se llama “República Dominicana”.