Trípode
Los Grandes Riesgos del Patrocinio

http://hoy.com.do/image/article/477/460x390/0/C4CEB2F1-4C9B-448C-8C5E-4CC6BC359E0C.jpeg

Tal como afirmáramos en nuestro articulo anterior era evidente que los acontecimientos ocurridos en torno a la figura del icono mundial del golf y una de las principales celebridades que sirven de apoyo a la promoción de las marcas más reconocidas globalmente, sufriría un significativo revés al retirarle su apoyo una buena parte de sus importantes patrocinadores y beneficiarios de la positiva imagen que otrora este proyectara.

Ya en el transcurso de la semana que recién finaliza se ha iniciado un proceso de revaluación de las decisiones que prácticamente con los ojos cerrados, habían tomado esos patrocinadores al momento de llegar a los acuerdos para la asociación de las imágenes de sus productos y marcas con la de una figura de tan indiscutible fortaleza para la venta de los mismos. Ahora nos encontramos que como producto de la estrepitosa caída en el aprecio del público, la firma consultora Accenture ha tomado la delantera anunciando la revocación de su contrato con Tiger Woods, debido a que considera que el mismo “no es más el representante correcto de los valores de la compañía, los cuales incluyen la integridad y la perfección”.

Del mismo modo se han distanciado Tag Heuer, una división de LVMH Moet Hennessy Louis Vuitton, fabricante de relojes suizos afirmando que está estudiando sus opciones sobre el particular. Lo mismo ha hecho Gillette la compañía de Procter & Gamble cuya división había venido utilizando en su labor de marketing el slogan “lo mejor que un hombre puede conseguir”, señalando que no pondrá al aire sus anuncios para las navajas Fusion que incluyen a Woods, y tampoco lo incluirán en apariciones públicas, a la vez que AT&T dice que está evaluando sus relaciones con la superestrella del golf. Nike Inc. y EA Sport sin embargo, mantienen su respaldo al atleta y piensan continuar sus relaciones con él, mientras que Gatorade una división de PepsiCo, Inc. le ofreció su respaldo a pesar de haber suspendido la marca de bebidas con el nombre de Woods alegando que lo hizo antes de que ocurriera el incidente.

Este y otros casos similares como los de Kellog con Michael Phelps el nadador ganador de medalla de oro fotografiado fumando droga, y el de Nutella y McDonald con Koby Bryant que finalizó cuando este fue acusado de un asalto sexual en Colorado, son simples muestras más que fehacientes, de lo arriesgado que es para las empresas el establecimiento de una estrecha relación entre sus productos y sus marcas con la imagen personal de figuras relevantes, pertenezcan estos al ámbito de los deportes, del arte o de la política en esta era de blogs.