Triunfo “agridulce” para Chávez

Caracas. EFE.-  El mapa político de Venezuela amaneció  ayer marcado por la ratificación, en la mayoría de estados, del partido del presidente Hugo Chávez, que deberá contar, no obstante, con el triunfo de la oposición en núcleos clave del país.

El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), fundado por Chávez en 2007 para aglutinar a la mayoría de sus partidarios, obtuvo 17 de los 22 gobiernos regionales en disputa en los comicios de este domingo, casi todos estados con una base agropecuaria y una baja densidad poblacional.

Casi el 44 por ciento de los venezolanos serán gobernados por los opositores a nivel regional, ya que entre los cinco estados en que venció la oposición se encuentran las cuatro circunscripciones más pobladas del país, con el mayor peso económico y estratégico.

Se trata de los estados petrolero de Zulia, en el que el “chavismo” nunca ha podido hacerse con el poder; el industrial de Carabobo, el central de Miranda y el fronterizo de Táchira, que fueron arrebatados al oficialismo y son considerados estratégicos por su peso económico y su ubicación geográfica. Los adversarios de la “revolución bolivariana” también se alzaron con la Alcaldía Mayor de Caracas, hasta ahora en manos del oficialismo y que coordina a los cinco municipios que integran la capital venezolana. Según datos del Consejo Nacional Electoral (CNE), los municipios caraqueños de Sucre, Baruta y Chacao quedaron en manos de la oposición, Libertador en manos del oficialismo, y se está a la espera de los resultados de la alcaldía de El Hatillo, hasta ahora gobernado por un adversario del Gobierno. El gobernador electo de Miranda y actual alcalde reelegido del municipio caraqueño de Baruta, Henrique Capriles, reiteró  su intención de trabajar coordinadamente con el Gobierno de Chávez, una idea que también fue planteada en la víspera por los otros líderes opositores. Chávez, quien personalmente condujo la campaña de sus candidatos a las regionales, había alertado que si los opositores obtenían gobiernos claves como Miranda, Zulia o Táchira, no se dedicarían a trabajar sino a conspirar para derrocarlo del poder.  Capriles reveló que  habló con el ministro de Información, Andrés Izarra, y que le pidió “transmitir” a Chávez “el mensaje claro, sincero y honesto de que no vengo a pelear con su Gobierno. 

Hugo Chávez: oposición sufrió gran derrota

   Chávez consideró que la oposición sufrió una “nueva y gran derrota” en las elecciones regionales del domingo .

 “Siguen sobredimensionando lo que ocurrió como una victoria. Eso es una locura. Les hemos dado una nueva derrota, y grande. Claro, nunca hay una batalla de este tipo en la cual uno de los contendores gane la totalidad”, dijo Chávez en una rueda de prensa ayer con corresponsales extranjeros.  Además, el presidente venezolano criticó que algunos de los dirigentes opositores “se consideran presidenciables”.  “Son proyectos personales. Las luchas entre ellos son enconadas, porque están pensando en quién va a suceder a Hugo Chávez dentro de cuatro años, aunque algunos aspiran a que sea antes”, dijo, al aludir a las elecciones presidenciales que deben realizarse en diciembre de 2012. “No se desesperen, faltan cuatro años todavía”, insistió.  “Hace un año (cuando la oposición ganó el referendo constitucional) se los dije: administren bien su victoria. Hoy diría lo mismo: administren bien sus limitadas victorias”, añadió.  El Partido Socialista Unido de Venezuela  consiguió en las elecciones del domingo 17 de las 22 gobernaciones en liza, pero la oposición ha destacado que ganó en los estados más poblados y ricos, que representan el 45% de los habitantes del país y el 70% de la actividad económica.  Todavía no se han divulgado los resultados de los comicios en cerca de 300 alcaldías.