Trump se cuela en el carnaval brasileño

Sao Paulo. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ha convertido en uno de los nuevos protagonistas del carnaval de Brasil, después de que sus máscaras pasaran a engrosar el catálogo de tiendas de disfraces de Sao Paulo y se colaran en las fiestas callejeras que preceden a la “mayor fiesta del mundo”.

La careta de Trump es uno de los nuevos atractivos de la calle 25 de marzo, una popular avenida del centro de Sao Paulo donde se concentran las tiendas de disfraces de la capital paulista y en la que diariamente transitan cientos de personas en busca de sus adornos.

De cabello rubio y tez anaranjada, la máscara de Trump ocupa un espacio privilegiado en la vitrina de una enorme tienda repleta de disfraces, al lado de otros importantes políticos, como su antecesor, Barack Obama, o el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

“Ya habíamos hecho a otros presidentes como Clinton, Barack Obama y ahora incluimos a Trump también porque es de los más polémicos”, aseguró a Efe el propietario de la tienda “Festas e Fantasias”, Pierre Sfeir, un libanés afincado en Brasil desde hace cuarenta años.

En las estanterías también hay caretas del fallecido líder cubano Fidel Castro y otras más polémicas como la del exdictador iraquí Sadam Huseín, aunque la preferida por los brasileños este año es la del presidente número 45 de Estados Unidos.