Trump sería muy ‘positivo’ para Latinoamérica, afirma Hariharan

Trump sería muy ‘positivo’ para Latinoamérica, afirma Hariharan

México se abarató después de que Donald Trump ganara la elección presidencial de Estados Unidos, según Hari Hariharan, máximo responsable ejecutivo de NWI Management LP, con sede en Nueva York.
El ejecutivo mantiene su optimismo con Pemex y dice que el peso será una “divisa interesante de poseer” en algún momento. Hariharan, quien colabora en la supervisión de unos US$5.200 millones en inversiones, dijo en una entrevista del 7 de diciembre que por ahora adhiere a los bonos soberanos y cuasi soberanos en dólares.

P: ¿Cuán malo es Donald Trump para México? R: Tengo una perspectiva favorable para el próximo año. Estoy operando con el supuesto de que la retórica de la elección en Estados Unidos, sobre el muro mexicano y el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), dará paso a una discusión basada en principios de una renegociación comercial. El segundo componente importante es que México ya ha tomado varias medidas de política monetaria de forma preventiva. También estoy operando bajo el supuesto de que el petróleo seguirá en el rango de US$45-55, de manera que la desventaja progresiva para México por los precios más bajos del petróleo es, de cierta manera, limitada.
P: ¿Cuáles son los riesgos en ese escenario? R: Que el TLCAN no entre en una disputa desagradable. El segundo es que México tendrá una elección en 2018. Si [Andrés Manuel] López Obrador es el favorito, generará cierta preocupación. Pero al margen de esto, creo que México está barato. Siempre ha sido un país bien dirigido.
P: ¿Cuáles son sus supuestos sobre la Reserva Federal y su impacto sobre México? R: El mercado está fijando los precios de manera correcta. Si la Fed adoptara una línea significativamente más dura, eso cambiaría la ecuación para todos, no solamente para México.
P: ¿Cómo negocia su visión? R: Es el espectro completo. Los bonos en dólares de Pemex probablemente se volverán muy atractivos, porque se han disociado de los bonos soberanos. El peso en sí mismo, en cierto momento, sería una divisa interesante de poseer.
P: ¿Qué hay de los bonos locales? R: Cuando Banxico normalice su política, las tasas de interés en México volverán a ser interesantes otra vez. Con una combinación de un peso que parece que se apreciará, sumado a tasas de interés que han subido considerablemente en los últimos cuatro o cinco meses, los ingresos por renta fija local mexicana podrían tornarse muy interesantes.
P: ¿La tasa de política monetaria seguirá subiendo? R: No lo sé. Creo que el coeficiente o efecto de traspaso (“pass-through”) es mucho menor de lo que preocupa al banco central. Considero que la economía real probablemente se está ralentizando mucho. No creo que falte mucho por hacer, pero debieran hacer algo para mantener el contacto con la Fed. Y mucho de eso estará condicionado al comportamiento del peso, que en los últimos tiempos ha rendido bastante bien.
P: ¿Será México la próxima estrella en Latinoamérica? R: Tras soportar el embate del tsunami Trump, parece que México sería el beneficiario el próximo año si las cosas se normalizan.
P: ¿Cuál es su visión sobre Brasil? R: Brasil actualmente está contando con la buena voluntad. Brasil tendrá que demostrar muy rápidamente que no todo es conversación y que existen algunas acciones serias por el lado fiscal. La política en Brasil es un cóctel mortal.
P: ¿Por cuánto tiempo podrá Brasil seguir en punto muerto? R: No creo que Brasil tenga mucho tiempo. Brasil tendrá que demostrar que el año fiscal 2017 mostrará una mejora porque en 2016 todos ayudaron a Brasil. No creo que puedan salirse con la suya por mucho tiempo. También por el posicionamiento, pues Brasil ya es propiedad de alguien por completo, a diferencia de México.
P: ¿Cómo se compara Latinoamérica con el resto de los mercados emergentes? R: Latinoamérica será un gran beneficiario de lo que será, según mi parecer, una asignación de activos que actualmente está muy distorsionada. El mundo durante mucho tiempo ha mantenido un romance con Asia a expensas de Latinoamérica. Mientras el milagro chino tiende a disminuir, estoy muy optimista con Latinoamérica en un sentido relativo. Para que Latinoamérica brille necesitamos que algunos de estos asuntos se resuelvan, como la Fed y la estabilización de los precios de los productos básicos. El día en que se resuelvan, Latinoamérica será el lugar donde uno querrá estar.
P: ¿Trump será positivo para Latinoamérica? R: La mayor economía mundial está diciendo al mundo que tomará las riendas del crecimiento económico global, algo que considero muy alentador. Ahora tenemos un nuevo presidente que viene con un fuerte objetivo de crecimiento del PIB y eso es sumamente positivo.