Turismo accesible

“Hay un país en el mundo
colocado
en el mismo trayecto del sol.”

República Dominicana es este país en el mundo, donde manifestaciones de diferentes culturas se expresan de formas únicas revelando su identidad de pueblo alegre, trabajador incansable y soñador impertérrito, las verdes montañas, las aguas cristalinas de ríos y playas, las huellas antropológicas dejadas por nuestros ancestros en las cuevas y reservas, hacen de República Dominicana uno de los destinos favoritos de los turistas del mundo.

Con mil millones de turistas internacionales los países están incorporando cada vez en mayor medida el turismo como parte de sus estrategias de desarrollo nacional, considerándolo un motor eficaz de crecimiento económico y desarrollo inclusivo, que genera empleo y bienestar para las comunidades.

Estamos conscientes de que una infraestructura que no atienda adecuadamente a las necesidades de las personas con discapacidad, incluidos los bebés y las personas mayores, excluye a muchos clientes de este prometedor mercado.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) plantea que el 15% de la población mundial tiene alguna discapacidad, debido al aumento de la esperanza de vida al nacer, es decir, que gran parte de estas personas con discapacidad son adultas mayores.

Debido a que muchas de las personas con discapacidad y las adultas mayores ya no están laboralmente activas, cuentan con la posibilidad de viajar durante todo el año, lo que ayuda a reducir la estacionalidad de la demanda que experimentan muchos destinos.

Además, está comprobado que las personas con discapacidad que salen a hacer turismo siempre son acompañadas por familiares y/o amigos. Tomando este dato como referencia, podemos apuntar a este nicho de mercado, que aportaría grandemente a la meta nacional de alcanzar los 10 millones de visitantes por año. Sin contar que en nuestro país contamos con más de 1 millón de personas con discapacidad, lo que representa un buen mercado para turismo interno, y este segmento poblacional en la actualidad cuenta con pocas opciones para este tipo de actividades, debido a tantos años de exclusión y discriminación.

República Dominicana puede revertir esta situación. Implementar el Turismo Accesible significa la creación de un nuevo e innovador modelo turístico, que permitirá atraer nuevos públicos que no son cautivados por los modelos turísticos actualmente existentes. Ese nuevo mercado precisa espacios donde las personas puedan movilizarse de forma independiente, digna, cómoda y segura, es decir, un espacio accesible.