Turquía no desplegará tropas en territorio de Siria

Turquía no enviará tropas a Siria, donde empezó a bombardear posiciones del grupo Estado Islámico (EI), una campaña que podría "cambiar el equilibrio"  archivo
Turquía no enviará tropas a Siria, donde empezó a bombardear posiciones del grupo Estado Islámico (EI), una campaña que podría "cambiar el equilibrio" archivo

Estambul, Turquía. Turquía no enviará tropas a Siria, donde empezó a bombardear posiciones del grupo Estado Islámico (EI), una campaña que podría “cambiar el equilibrio” en la región, declaró el primer ministro Ahmet Davutoglu.

“No enviaremos tropas terrestres”, dijo Davutoglu a un grupo de periodistas y editorialistas turcos, según el diario Hurriyet.   “No queremos ver a Daesh (acrónimo en árabe del EI) en nuestra frontera”, dijo Davutoglu, según la misma fuente.

Turquía lanzó una doble ofensiva “antiterrorista” transfronteriza contra yihadistas del Estado Islámico y militantes del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK).

La ofensiva comenzó tras el atentado suicida de Suruc (sur), cometido hace una semana y atribuido al EI, que causó la muerte de 32 personas, y el asesinato un soldado turco por yihadistas el jueves.

“Queríamos asegurarnos de que el grupo pague caro el asesinato de 32 personas para que no vuelva a repetir un ataque así. El asesinato de nuestro soldado no hizo más que acelerar nuestra reacción”, dijo.   El ejército turco lanzó nuevos ataques el domingo contra los militantes kurdos en el norte de Irak, y Ankara pidió una reunión de la OTAN para analizar la situación ante los nuevos hechos.

Davutoglu dijo que los ataques turcos contra el EI y el PKK en Irak y Siria podrían “cambiar el equilibrio” en la región.

“La presencia de una Turquía susceptible de utilizar eficazmente la fuerza puede permitir que cambie el equilibrio en Siria, en Irak y en toda la región.

Todo el mundo debe ser consciente de eso”, advirtió Davutoglu.

Turquía dio luz verde también para que Estados Unidos use sus bases aéreas cercanas a Siria para bombardear posiciones del EI.

El acuerdo clave de usar la base de Incirlik (sur) llega tras meses de duras negociaciones entre Ankara y Washington.