Turquía y EU acuerdan luchar y desalojar yihadistas

m3

Estados Unidos y Turquía acordaron ayer trabajar juntos para desalojar al grupo yihadista Estado Islámico (EI) del norte de Siria, mientras Ankara prometió continuar los bombardeos contra los rebeldes kurdos hasta que depongan las armas.

El objetivo de esta nueva alianza “es establecer una zona libre del EI y garantizar una mayor seguridad y estabilidad a lo largo de la frontera entre Turquía y Siria”, dijo un responsable militar estadounidense.

El gobierno turco, que hasta ahora había sido acusado de cerrar los ojos ante los grupos radicales que combaten al régimen de Damasco decidió atacar por primera vez al EI, al que acusa de estar detrás del atentado que dejó 32 muertos el pasado lunes en la ciudad de Suruc, cerca de la frontera siria.

Desde el viernes, las fuerzas armadas turcas emprendieron varias operaciones contra objetivos del EI en Siria. Además Ankara otorgó la autorización para que los aviones estadounidenses utilicen la base de Incirlik, en el sur del país, para bombardear Siria e Irak. Quedan todavía por definir los detalles del acuerdo.

El funcionario estadounidense precisó que los detalles “aún no se han resuelto”, pero subrayó que “ningún esfuerzo militar conjunto incluirá la imposición de una zona de exclusión aérea”.