TV Encendido y más

http://hoy.com.do/image/article/106/460x390/0/B9160351-E1E1-4EA9-9355-FF3F1BA6C47A.jpeg

POR FRANCIS MESA
LA BELLA Y LA BESTIA

De entrada, tengo que admitir que hasta la fecha, es decir, el momento en que escribo estas líneas, no he visto el musical “La Bella y la Bestia”, que tantos buenos comentarios y críticas ha generado. Confieso que por dos ocasiones fui a ver los ensayos (gracias a ciertos contactos que me agencié) bajo el estricto juramento de no comentar nada antes de la primera función: Misión cumplida, ahora puedo hacerlo.

Lo que vi en esas sesiones kilométricas de pruebas del musical dirigido por Amaury Sánchez, me confirmó lo que he leído: un montaje digno de verse. Lo que más me gustó de todo fueron las canciones que interpretaban Stephanie Fatule y Máximo Martínez, puedo decir que impecables (con el ex de Tabutek tengo un sentimiento especial, pues para mí es uno de los mejores intérpretes de esta generación), pero igual me pasó con las actuaciones de Robmariel Olea (es inagotable el talento de esta mujer), Antonio Melenciano (que le va muy bien su papel de Loquero) y los demás integrantes del elenco. Fidel López se luce con la escenografía (y eso, que vi hasta los andamios y las creaciones en pleno teatro, lo que me hace ser más crítico con el resultado final). A pesar de todo, confieso que no he visto la obra completa y que igual pueden aparecer detalles que no estén a la altura de todos los buenos comentarios, pero en la parcialidad de mis conocimientos de la misma, me pareció buen trabajo, buena propuesta. Buen intento de Amaurys.

TV LOCAL ENTRE ROSAS Y ESPINAS

La ex Miss Mundo, Mariasela Álvarez llegó desde la Madre Patria y calentó la pista. La rubia Luz García -que insisto, sigue fajada en su programa y lo está colocando entre los de mayor audiencia de los de variedades de los fines de semana) pregunta que pregunta y ella suelta, hablando, opinando y tocando sensibles fibras: “La televisión dominicana camina hacia atrás”…Ay mi madre, entonces se le ha armado un “tirijala” enorme. Aunque, para ser honestos, ella tiene parte de razón. No hay que ser muy buen observador para darse cuenta que en la televisión local hay programas que merecen ser sacados del aire cuanto antes.

Lo malo de todo esto es que, precisamente quienes en verdad tienen propuestas televisivas buenas, cuidadas y entretenidas, son quienes salen a defenderse, cosa que no es necesaria, porque todo el mundo lo sabe.

Con la televisión local soy muy claro: que al igual que en otros países, aquí también deberían hacerse programas por temporadas, si estos no funcionan, ni en rating, ni en publicidad, pues que salgan del aire. ¿Por qué mantener algo que no tiene ningún atractivo? Pero aquí se empecinan en sostener un “cadáver” casi eternamente, cuando hasta los mismos anunciantes, que muchas veces continúan por cuestiones sentimentales respaldando tal o cual espacio, reconocen que el producto perdió todo su encanto.

No sé si Mariasela lo hizo con la intención de que sus colegas mejoren sus ofertas o sólo por aquello de que “ya que estoy aquí, déjame hacer algo para que sepan que estoy viva”, pero de todos modos, sea cual fuere su intención, la cuestión es que logró que muchos se cuestionaran, que en realidad es lo importante.

No se puede negar que ella, al menos en el país, se preocupó mucho por la calidad del contenido y los aspectos técnicos que adornaban su espacio, si lo mismo está haciendo en España, entonces, es muy probable que algún día logre ser, en verdad, una figura reconocida en aquel país.