UASD critica no se trate especulación precio-costo en el Pacto Eléctrico

23_10_2015 HOY_VIERNES_231015_ Economía1 E

El Instituto de Energía y la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) criticaron que en el marco del Pacto Eléctrico no se esté abordando la especulación que existe en los costos de producción de la energía.

Además, instaron a cambiar la estructura del modelo actual del sistema eléctrico para que sea efectivo un real cambio que garantice su sostenibilidad financiera y brinde un buen servicio a la población.

En rueda de prensa, los catedráticos José Luis Moreno San Juan, Ramón Cruz, José Joaquín Reyes, Amparo Céspedes y Antonio Ciriaco afirman que el costo más caro en el sector eléctrico se debe a la especulación o a los inflados precios de la energía, pues no hay ninguna relación costo-precio.

“El costo de producción está por un lado y el precio a que se vende por otro; la especulación que se da ha sido permitida por el modelo actual y por eso necesitamos cambiar el modelo para que esto no se permita”, explicó Moreno San Juan, al fungir como vocero de los representantes académicos en materia de energía, ingeniería, arquitectura y economía de la UASD.

“Ahora mismo el valor medio de los precios a que venden los generadores a las distribuidoras es de 10.4 centavos de dólar el kilovatio, pero costaba antes 1 (de reducirse los precios del petróleo) US$ 0.845, y ahora sin especulación debería estar a RD$0.869, es decir que todavía están especulando y ganando”, resaltó. Criticó que tampoco se trate en el Pacto Eléctrico que se está vendiendo energía producida por el viento y con carbón como si fuera producida con fuel oil número 6, precios que no benefician al país sino solo a quien hizo la inversión.

Afirmó que tampoco en el Pacto Eléctrico se trata el tema del subsidio, pues el que va dirigido a la producción es mucho más alto que el que de los consumidores. Dijo que el primero promedia al año US$500 millones para la compra de combustibles por los generadores y el de los usuarios es de US$300 millones. Ambos deben estar más bajos, por la caída de los precios de los combustibles.

Destacaron que las empresas generadoras al preguntársele sobre el déficit financiero de las distribuidoras culpan a los consumidores y al robo de energía y además piden que se baje la tarifa eléctrica, pero no tocan el tema de sus altos subsidios y los sobrecostos a los que venden.

Criticaron, asimismo, que tampoco se ha tratado en el Pacto las alta tasas de interés que cobran los generadores a las deudas que acumulan las distribuidoras cuando compran y no pagan la energía, cuyos intereses van entre 12, 14 y 16%, que no se pagan en ningún país del mundo.

Debate de intereses. Los catedráticos de la UASD afirmaron que en el Pacto Eléctrico solo se están tratando los temas que tienen conflictos de intereses, nada relacionado con lograr un cambio de estructura para resolver los problemas. “Más que nada lo que hay es un debate de intereses y un tratar de hacer prevalecer posiciones que a mí me beneficien sin pensar en lo que le conviene al país”, expresó Moreno durante una rueda de prensa ayer en la Torre Administrativa de la UASD.
También participaron José Joaquín Reyes, decano de la Facultad de Ingeniería y Arquitectura; Amparo Céspedes, director de la Escuela de Ingeniería Electromecánica; Antonio Ciriaco, director de la Escuela Economía, y Ramón Cruz, del Instituto de Energía.

ZOOM

Hay tiempo

La UASD entiende que todavía hay tiempo suficiente para llegar a unas conclusiones racionales en el Pacto Eléctrico y que no estén apegadas a los intereses que se mueven en el sector de particulares. Los académicos lamentaron que la propuesta elaborada por la UASD y entregada al Consejo Económico y Social (CES) en mayo no fuera tomada en cuenta. Esta propuesta destaca que la energía debe de verse como un servicio de utilidad pública, no como una simple mercancía. Además sugiere la necesidad de un plan de expansión de generación a costos mínimos y que debe modificarse la Ley de Electricidad.