UE activa procedimiento de emergencia
contra dos productos textiles chinos

POR MARIANO ANDRADE
BRUSELAS (AFP).- La Comisión Europea propuso activar el martes un procedimiento de emergencia contra dos productos textiles chinos por el alza de sus exportaciones al mercado comunitario, amenazando con imponer medidas de salvaguarda, en forma de imposición de cuotas, si no se llega a un rápido acuerdo al respecto.

La propuesta de lanzar consultas formales con China en la OMC (Organización Mundial del Comercio) sobre las exportaciones de camisetas y los tejidos de lino chinos al mercado comunitario constituye un nuevo paso para la imposición de cuotas sobre esos dos productos hasta fines de 2005.

“A raíz de la continuidad de una situación grave, decidí activar el procedimiento de emergencia para esas dos categorías de productos”, anunció el martes el comisario europeo en Comercio, Peter Mandelson, en una conferencia de prensa en Bruselas.

“La UE pedirá la apertura de consultas formales en la OMC con China”, explicó Mandelson, lo que conducirá de facto a una limitación de las exportaciones chinas hacia Europa en esas dos categorías a fines de mayo o principios de junio.

En efecto, y a partir de la recepción del pedido de consultas, China debe limitar sus exportaciones al nivel de los últimos diez meses de 2004 y los dos primeros de 2005, más 7,5%.

Si Pekín no acepta esta disposición incluida en una cláusula especial de los acuerdos de adhesión de China a la OMC en 2001, la Comisión Europea podrá imponer ella misma en un plazo de 15 días esas limitaciones a las exportaciones chinas.

“Sólo si China no toma las medidas efectivas, la Comisión Europea propondrá la limitación temporaria de las categorías concernidas”, que son “dos de las nueve por las cuales se había abierto una investigación”, indicó la Comisión en un comunicado.

Estas dos categorías forman parte de los nueve productos por los cuales la Comisión lanzó una investigación el pasado 29 de abril, tras haber verificado un aumento de las ventas por encima de los niveles de alerta establecidos tras el levantamiento, el 1 de enero de 2005, del régimen de cuotas existente en el sector.

Esta primera fase de investigación tiene en su conjunto una duración máxima de 60 días, pero España y cinco países europeos habían exigido en varias oportunidades la ampliación y aceleración del procedimiento. El martes, Mandelson dio la razón en parte a los países productores.

Según el comisario europeo, el alza del 187% de las importaciones de camisetas en el primer trimestre de 2005 se tradujo en una caída de la producción del 12% en Grecia, del 30 al 50% en Portugal y del 8% en Eslovenia.

En cuanto a los tejidos de lino, cuya importación desde China aumentó el 56%, su producción cayó un 52% en Europa.

El pedido de consulta formal debe ser adoptado por la Comisión Europea y luego sometido a la aprobación de los Estados miembros, proceso que debería estar completo hacia fines de mayo, según el entorno de Mandelson.

Por ello, la limitación voluntaria de sus exportaciones por parte de China o la imposición de restricciones desde Bruselas tendría lugar a principios de junio, según la misma fuente.

De todos modos, Mandelson descartó la idea de una confrontación con China y reiteró que es esencial “continuar cooperando para resolver el problema a través del diálogo”.

“No se trata de reintroducir las cuotas” en los intercambios de productos textiles, afirmó el comisario. “Nuestro objetivo es simplemente que la transición hacia un comercio libre de cuotas se desarrolle en forma ordenada”, concluyó.

Estados Unidos ya puso en marcha medidas de protección de su industria textil, al comprobar fuertes alzas de sus importaciones de productos chinos tras la abolición del sistema de cuotas.