Un año después invadir Irak Bush sigue sin hallar armas

http://hoy.com.do/image/article/20/460x390/0/CE960924-7BE8-444D-8BFF-91CE1FB07116.jpeg

[b]Los ciudadanos creen que el gobierno se equivocó con Sadam[/b]

WASHINGTON (EFE).- Un año después de que invadió Irak con el pretexto de que ese país poseía armas de destrucción masiva, Estados Unidos sigue sin hallarlas, informó ayer al Congreso el gobierno del presidente George W. Bush.

El asesor especial de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Charles Duelfer, quien encabeza el equipo investigador de EEUU en Irak, dijo, no obstante, ante el Comité de Inteligencia del Senado que los inspectores y expertos estadounidenses han recolectado mucha información nueva.

Pero no se ha encontrado pruebas de la existencia de armamento químicos, biológicos o nucleares, ni de los laboratorios y fábricas para producirlos, agregó.

A finales de 2002 y comienzos de 2003, el gobierno de Bush afirmó que tenía pruebas de que el régimen de Sadam Husein poseía ese armamento, y sugirió que los inspectores de las Naciones Unidas no podían, o no querían, hallarlo.

El 20 de marzo de 2003, Estados Unidos invadió Irak, y desde junio un equipo especial con unos 1.700 expertos estadounidenses ha recorrido el país y ha interrogado a ex funcionarios y científicos iraquíes en busca del programa de armas prohibidas.

La sesión de ayer en el comité del Senado fue a puerta cerrada, pero luego se divulgaron algunas porciones del testimonio de Duelfer, quien reconoció que los inspectores no han logrado progresos significativos en la búsqueda del armamento.

La existencia o inexistencia del arsenal proscrito de Sadam Husein se ha convertido en materia de debate preelectoral en Estados Unidos, donde las encuestas registran que la mayoría de los ciudadanos cree que el gobierno de Bush se equivocó en la evaluación de la amenaza que ese armamento representaba.

Duelfer sustituyó al frente de esa inspección a David Kay, quien renunció en enero y dijo al Congreso que “estuvimos todos equivocados” acerca del programa de armamento del régimen de Sadam.

El funcionario dijo hoy a los senadores que los inspectores estadounidenses han encontrado nuevas pruebas de que los científicos iraquíes efectuaron lanzamientos de prueba de misiles balísticos de largo alcance y de vehículos aéreos no tripulados que “superaban fácilmente” el límite de 150 kilómetros impuesto por la ONU.

También, según Duelfer, se han obtenido documentos que muestran que el régimen de Sadam llevó a cabo investigaciones para la producción de armamento químico o biológico a corto plazo, mediante el empleo de instalaciones civiles que podrían tener un uso tanto civil como militar.

“Pero no se ha obtenido información suficiente como para llegar a conclusiones firmes sobre qué tenía Sadam”, añadió.

Antes de la invasión, el gobierno de Bush afirmó que sabía qué armamento proscrito poseía el régimen de Sadam, dónde lo fabricaba y en qué grado de preparación lo tenía para un uso bélico.

De hecho, según Washington, la invasión era urgente para impedir que los iraquíes amenazaran a otros países con ese armamento.

Ayer Duelfer dijo que en su trabajo ha tratado de determinar si había armamento oculto que no estuviera listo para el uso, si había en Irak planes para aumentar la capacidad de producción de esas armas, y cuándo Sadam esperaba ver los resultados de las pruebas.

El equipo de técnicos continúa buscando las armas prohibidas “y regularmente recibe informes, algunos de ellos muy interesantes y creíbles, sobre posibles arsenales enterrados u ocultos en diferentes partes del país”, agregó.

También siguen interrogando a ex funcionarios pero, según Duelfer, muchos de ellos rehúsan hablar porque “temen ser juzgados, o la represalia de otros simpatizantes del régimen”.

“No sabemos si Sadam ocultaba armas de destrucción masiva en los años finales de su régimen, o si planificaba reanudar la producción una vez que se levantaran las sanciones” impuestas por la ONU, dijo el funcionario estadounidense.

“No sabemos qué tareas ordenó a sus ministros”, señaló Duelfer, quien reconoció que también ignoran “de qué forma las diferentes actividades que hemos identificado estaban vinculadas entre sí”.

[b]EU buscará intenciones de Hussein[/b]

WASHINGTON (AFP).- El nuevo jefe de los inspectores estadounidenses de armas en Irak, Charles Duelfer, declaró este martes que su prioridad es investigar las intenciones con las que Saddam Hussein trataba de procurar armas de destrucción masiva, y no necesariamente buscar esas armas.

El antecesor de Duelfer, David Kay, renunció el 23 de enero afirmando que consideraba que Saddam Hussein no tenía armas de destrucción masiva.

Ahora, Duelfer anunció su prioridad. “Mi estrategia es determinar las intenciones del régimen”, explicó Duelfer ante la comisión de las fuerzas armadas del Congreso.

“No sabemos si Saddam (Hussein) escondió armas de destrucción masiva estos últimos años o si planificaba reiniciar la producción tras el levantamiento de las sanciones”, agregó.

La nueva estrategia representa un cambio respecto a lo que hizo hasta ahora el grupo de búsqueda, que intentó encontrar armas de destrucción masiva, cuya supuesta posesión por Irak fue el motivo esgrimido por el presidente estadounidense George W. Bush para invadirlo.