Un asunto de gusto

http://hoy.com.do/image/article/203/460x390/0/CF7559EE-9DBA-4923-9271-EAA8ED407236.jpeg

POR ROSARIO TIFÁ
Para lucir bien vestido, no necesariamente la camisa debe de acompañarse de una corbata lisa, como por lo general se tiene concebido. Aquellas que son estampadas quedan muy bien, tan sólo hay que saber combinarla. Los cuadros, flores, rayas o listas pueden igualmente combinarse con camisas, con esos mismos grabados, partiendo de un concepto de que el arte del buen vestir no está determinado sólo por las marcas, sino también por los diseños y tejidos.

De ahí, que con combinaciones bien equilibradas, el hombre tenga la ventaja de exhibir una figura moderna, elegante y, en muchas ocasiones, más delgada.

Ahora bien, todo es asunto de gusto, porque hay personas con un estilo tradicional en su forma de vestir que jamás aceptarían variaciones. Éstas siempre lucirán desfasadas.

Otras aunque mantienen su estilo clásico, aceptan tímidamente algunos cambios, en los colores y en determinados complementos del vestuario.

Una gran generalidad de hombres, sobre todo jóvenes, siguen los dictámenes que marcan las tendencias y se adaptan a las circunstancias, luciendo una prenda que como la camisa es fundamental en cualquier armario.

Para las ocasiones informales y festividades especiales como el Día de los Padres, uno de estos modelos en diminutos cuadros, listas y rayas diagonales les permitirá lucir bien vestidos.

También para aquellos de gustos tradicionales dejamos a su consideración la convencional camisa lisa con la corbata estampada.