Un debilitado Bush asistirá a Cumbre APEC y visitará Rusia

http://hoy.com.do/image/article/332/460x390/0/33E85AD2-9204-4F27-A7F9-101E417AA1EF.jpeg

WASHINGTON  (AFP) .- El presidente estadounidense, George W. Bush, se embarcará el martes en su primer viaje internacional tras la derrota republicana en las legislativas de Estados Unidos, una gira de una semana que lo llevará a la Cumbre del Foro Asia-Pacífico en Vietnam, así como a Rusia, Singapur e Indonesia.

No queda claro si afectará -ni cómo- a la política estadounidense hacia Rusia y el sureste asiático el hecho de que los republicanos hayan perdido la mayoría en el Senado y la Cámara de Representantes, ya que muchos demócratas criticaron el esfuerzo de Bush por eliminar las barreras comerciales con esa región.

“Obviamente, dados los resultados de las elecciones, probablemente pasaremos aún más tiempo en consultas con el Congreso”, dijo el asesor de seguridad nacional Stephen Hadley al dar un informe sobre el viaje.

Bush espera resaltar la cooperación en la lucha contra el terrorismo y otras amenazas, como la llamada gripe aviar, así como eliminar las barreras comerciales, y llevar a cabo su “agenda de libertad” para extender la democracia por el mundo, según Hadley.

Bush también discutirá los precios de la energía, el esfuerzo estadounidense por presionar al gobierno militar de Birmania (Myanmar) a respetar los derechos humanos y a hacer reformas democráticas, y ejercer presión sobre Corea del Norte para que renuncie a su programa de desarrollo de armas nucleares.

Bush, cuyo viaje se centra en la Cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC, por su sigla en Inglés) en Vietnam, también tiene previsto hacer una visita “social” al presidente ruso Vladimir Putin al realizar una escala técnica en Rusia el martes.

El mandatario estadounidense se reunirá además con los líderes de Singapur antes de pronunciar un discurso en el que prevé resaltar como Estados Unidos y Asia “se están asociando para enfrentar los retos de la pobreza, la enfermedad, el terrorismo, y la seguridad energética”, aseguró Hadley.

En medio del “cambio y la incertidumbre” en el sureste asiático, Bush intentará presionar reformas democráticas y de libre mercado así como esfuerzos sostenidos para luchar contra el terrorismo, según el asesor.

Para enfatizar la preocupación por la libertad de culto, Bush se unirá a los vietnamitas cristianos para rezar en una iglesia de Hanoi, cuando asista a la cumbre de la APEC que se realiza entre el 18 y 19 de noviembre.

El régimen comunista en Vietnam está en la lista negra del departamento de Estado, por reprimir la libertad de culto. Vietnam y el Vaticano no tienen relaciones formales, pese a que cerca de seis millones de los 84 millones de habitantes son católicos, el segundo grupo más grandes de adeptos a esta fe en el sureste de Asia, luego de Filipinas.

Este será el segundo viaje del presidente estadounidense a Singapur, incondicional aliado de Estados Unidos, e Indonesia, la nación con mayor población musulmana en el mundo, y su primera visita a Vietnam. Allí sostendrá conversaciones con los líderes de los tres países. En Hanoi, Bush tiene prevista una reunión conjunta con los líderes de siete países asiáticos miembros de la APEC: Burnei, Indonesia, Malasia, Filipinas, Singapur, Tailandia y Vietnam, informó Hadley.

Diplomáticos de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN) informaron que Bush podría anunciar varias iniciativas estadounidenses con la región.

El mandatario también prevé reunirse con sus homólogos de China, Japón, Corea del Sur, Rusia y Australia, en paralelo a la cumbre de la APEC.

El foro de 21 miembros de la APEC se creó en 1989 para discutir asuntos económicos y comerciales pero su agenda luego se expandió a temas de seguridad, especialmente terrorismo.

Integran el APEC Australia, Brunei, Canadá, Chile, China, Filipinas, Indonesia, Japón, Corea del Sur, Malasia, México, Nueva Zelanda, Nueva Guinea, Perú, Singapur, Rusia, Taiwán, Tailandia, Estados Unidos y Vietnam.