Un Deligne que no es poeta

Un Deligne que no es poeta

UBI RIVAS

Ministro Obras Públicas, Deligne Ascención, es tenaz constructor

Deligne Ascención es otro Deligne, no Gastón, el eximo bardo de Macorís del Mar, el de “Dominicana bandera/ quien te viera/ quien te viera/ más arriba/ mucho más”, sino el tenaz constructor ministro de Obras Públicas y Comunicaciones en el Gobierno del moralista presidente Luis Abinader.

Una nota publicada en Hoy de agosto 3 reseña y perfila el trepidar secundador a nuestro gobernante del ingeniero Deligne constructor, en su rol de ministro de OPYC, cuando en Moca, se disparó precisando ejecuta 434 proyectos a nivel nacional por RD$70 mil millones.

Otorgando 1,100 permisos de construcción, traducidos en 42.2% del PIB, con inversión de RD$1,100 millones, en 11 meses, solo explicable por el factor confianza generado por nuestro presidente Abinader.

Rehabilitación autopista Duarte, acortando kilometraje, circuito Línea Noroeste como parte fundamental remodelación puerto Manzanillo; malecón Nagua; ampliación ingreso a Samaná; circunvalación ingreso Baní y Azua; malecón Nagua; prolongación avenidas GSD, ramillete decena carreteras y caminos vecinales. Pronta sendas plantas asfalto pavimentar todas las calles pueblos provincia Espaillat.

Aparte de ese ingente programa de obras ejecutadas, la principal lectura del auge constructor, traduce coherente confianza genera nuestro presidente Abinader en agentes involucrados en la industria de la construcción, que percibo sector Evaristo Morales donde resido, un hormiguero de palas mecánicas y equipos de construcción de edificios multifamiliares, aunque el asfaltado de sus calles dan pena, molestias, rabias y maldiciones. Son fallas heredadas, en su momento, el Deligne que no es poeta, sino intrépido constructor, resolverá, idéntico a otros sectores del GSD con sus calles calamitosas por falta de pavimento.

Pero de que caminamos y cambiamos para mejor, muestra cuanto expongo del Delgine que no es poeta, sino soberbio ingeniero constructor.