¡Un equipo humano superior!

¡Un equipo humano superior!

¡Un equipo humano superior!. Herminioooooo –grita Píndaro-, ¡he tenido la más gratificante experiencia que se pueda tener!… Y a ti te debo que mi vida esté siendo aprovechada al máximo… En disfrute pleno… Si no fuera por el montaje de tu exposición ‘El alma de las cosas’ de este próximo miércoles, no hubiera tenido la oportunidad de conocer tanta gente valiosa dentro de su propio entorno…”.

Píndaro proyecta una enorme satisfacción al proyectar en su expresión facial una indescriptible alegría, mientras descansa un momento sentado en uno de los bancos ubicados en la plazoleta frontal del Museo de Arte Moderno, en la ciudad de Santo Domingo… “Explícame, Píndaro –expresa ahora Herminio-, ¿qué te motiva a sentirte así?”… “Es muy sencillo –le responde-, tengo unos dos meses interactuando muy de cerca con el personal directivo de esa institución y, en este momento, estoy en mi segunda semana en proceso de montaje profesional de mi muestra de 70 obras, para lo que he tenido que, necesariamente, hacer equipo con casi todos los responsables de las áreas operacionales en el MAM y ha sido una experiencia maravillosa… Recuerda Píndaro –continua Herminio- que durante muchos años, mi desempeño profesional como consultor y facilitador de conocimientos al personal de mis clientes me permite percibir debilidades y fortalezas donde se me permite interactuar y, este es el caso en el MAM”.

“Pero, ¿cómo te las arreglas para poder opinar al respecto, si no trabajas allá?” –cuestiona Píndaro-… “¡Hablando con cada uno de ellos! –expresa Herminio-… Es increíble las valiosas experiencias de vida que se escuchan en este significativo grupo de empleados que ha sabido dar su tiempo para velar por los antojos de nosotros, los artistas de nuestro país… Lo que a veces me apena, Píndaro, es que por lo que escuchamos de ellos es que nuestros antojos a veces se convierten en ñoñerías y tratos irrespetuosos por creernos seres superiores… He tenido la más que interesante oportunidad de interactuar con un considerable número de ellos y, en general y sin saber, reflejan una interesante coincidencia en sus narrativas referentes a cómo ellos se entregan en cuerpo y alma en ayudar a los expositores y cómo, a veces, son verbalmente avasallados sin contemplación”.

Le invitamos a leer: “El éxito no está a un paso”, dice Ariana Godoy, famosa escritora de Wattpad  

“He visto, con gran satisfacción cómo, desde el director general hasta el más humilde empleado de limpieza, se desviven por encauzar situaciones que muchas veces escapan de su alcance por una aparente centralización de decisiones de origen exógeno que, en lugar de contribuir a agilizar procesos, en nada contribuyen a lograr objetivos aspirados por todos en la institución… Quizás, en el aplicar una interesante descentralización de las operaciones administrativas de recursos en esta institución está el secreto de la armonía operacional y administrativa futura de la institución… He tenido –dice Herminio-, la gran experiencia vivencial de ser testigo de primer orden de la gran capacidad dirigencial de su director, así como la incondicional entrega de todos y cada uno del personal de apoyo a nosotros, como expositores… Y, la positiva respuesta de todos ellos ante las situaciones que se nos puedan presentar a diario… Y, aún así se les critica de forma soterrada, o explícitamente, a través de medios de comunicación, sin medir el alcance de esas críticas, las cuales les desmotivan…”.

“Quizás –expresa ahora Píndaro-, nos vendría bien revisarnos antes de emitir opiniones -por demás infundadas-, sobre aspectos que en nada contribuyen a la armonía operacional y la efectividad de esta institución, pero que sí proyectan falta de previsión por deficiencia en la planificación de nuestros propios proyectos cuyo corazón y orgullo descansa en un equipo humano superior”.

Puede leer también: Estos 4 ejercicios pueden mejorar el funcionamiento diario de la memoria

Publicaciones Relacionadas