Un excelente discurso que augura grandes logros

Con su discurso ante la Asamblea Nacional, con motivo de su segunda juramentación, el presidente Danilo Medina ofreció un vistazo de los logros de la administración recién concluida y presentó las líneas generales de un nuevo mandato que promete acelerar las reformas en áreas claves como la educación, la salud, el transporte, preservar el crecimiento con estabilidad y reducir la pobreza
Esta pieza, de extraordinaria coherencia, se sustentó principalmente en lo económico y lo social, y no es accidental que luego de ofrecer los agradecimientos, pasó inmediatamente a mostrar los logros macroeconómicos caracterizados por un crecimiento del producto de 7% durante tres años consecutivos, con una inflación promedio de 2.5%, la más baja en los últimos 47 años, con una reducción de cinco puntos porcentuales en el déficit en cuenta corriente y una inversión extranjera directa de US$2,400 millones en promedio anual.
Ese crecimiento con estabilidad permitió la creación de más de 400 mil empleos, sacar 900 mil personas de la pobreza, elevar la clase media de 20.7 a 30% y en una mejoría significativa en la calificación crediticia del país. Por eso el Presidente sentenció: “Ese es el resultado de la estabilidad económica. Y para que incorporemos cada vez a más familias, es fundamental que continúen los excelentes indicadores macroeconómicos que exhibe nuestro país en estos momentos”.
Prácticamente todos los temas tratados por el primer mandatario inciden en la lucha contra la pobreza, como es el financiamiento a los sectores productivos y el solidario, las obras de infraestructura, el apoyo a las mipyme, creación de nuevos empleos, pero a nuestro juicio las acciones en los sectores educación, salud y transporte son y serán las de mayor impacto en la reducción de la pobreza.
La educación seguirá siendo uno de los puntales de la nueva administración, donde el primer mandatario destacó los logros en la construcción de aulas, la Tanda Extendida, la mejoría de los salarios a los docentes. Se comprometió a llevar al 100% de los estudiantes la Tanda Extendida, educación en la primera infancia y destacó que los maestros serán los protagonistas de la segunda fase de la revolución educativa. “En los próximos cuatro años no vamos a construir tantas aulas, pero sí vamos a poner toda nuestra atención en que estas aulas estén llenas de profesores bien formados y motivados”.
En materia de salud el Gobierno desde hace meses ha dado pasos firmes con la creación de la red única, uniendo los hospitales del Servicio Nacional de Salud ahora con los del IDSS, construyendo los centros de atención primaria y rehabilitando la planta hospitalaria. No hay dudas que estamos en presencia de una revolución en la salud, que permitirá contar con un personal bien remunerado y pacientes recibiendo atenciones de primera.
El transporte de pasajeros, que consume, como dijo el Presidente, entre el 20 y el 25% del ingreso de las familias, es un problema cuya solución beneficia a los más pobres y a todos los ciudadanos por el tema del alto número de muertos por accidentes de tránsito. Corredores troncales, buses alimentadores, estímulo a formación de empresas de transporte, decreto puente para crear la autoridad única de transporte, hasta que la nueva ley de tránsito permita crear el Instituto de Transporte que integrará tantas agencias dispersas. Solucionar el caos del transporte nos hará un país más organizado y con menos dispendio de combustibles y tiempo.
Casi al final de la alocución, me pregunté en mi fuero interno: ¿de dónde saldrán los recursos para tantas realizaciones? Y entonces el Presidente respondió con la mejoría en la calidad del gasto, reducir la evasión tributaria y, adelantando lo que sería el Pacto Fiscal, declaró que “nos sentaremos con todos los sectores de la sociedad dominicana para discutir, de forma responsable, los mecanismos para mejorar el financiamiento del Estado”.

En el breve espacio de un artículo es difícil analizar la parte de las viviendas, seguridad ciudadana, el tema del agua, la “República Digital”, pero en definitiva fue un discurso brillante premonitorio de un cuatrienio de grandes realizaciones que superará el anterior.