Un herido grave en enfrentamientos entre la policía y los manifestantes en Turquía

ESTAMBUL. La policía antidisturbios turca disparó gases lacrimógenos y utilizó cañones de agua para dispersar este jueves en Estambul a un grupo de manifestantes que lanzaba piedras y cócteles molotov, hiriendo de gravedad a un hombre en la cabeza, según los medios locales.

Los manifestantes se congregaron durante la mañana en el barrio de Okmeydani, en la parte oriental de Estambul, para condenar la actitud del gobierno, acusado de negligencia en el accidente que dejó 301 muertos en una mina de Soma.

Las fotos que circulan por las redes sociales mostraban a un hombre tendido en el suelo con la cabeza ensangrentada.

Según los primeros elementos, el hombre, que no se sabe si es un manifestante o una persona que pasaba por el lugar, se hallaría en un estado crítico.

Desde el accidente de Soma, la peor catástrofe industrial del país, el gobierno del AKP y la empresa operadora, Soma Kömür Isletmeleri, están acusados por una parte de la población de haber descuidado la seguridad en la mina de carbón para maximizar los beneficios.