Un hombre celoso asesina mujer y dos hijos de crianza

http://hoy.com.do/image/article/486/460x390/0/9BE3E6BB-7862-4B5D-A59C-21E1206AA45D.jpeg

Nueva York.- Un hombre celoso residente en Brooklyn y de origen afroamericano asesinó a su ex mujer y dos hijos de crianza, cuyos cadáveres fueron encontrados en descomposición días después de los homicidios.

Jermaine Ruiz de 24 años de edad, fue capturado por la policía después que su padre avisara a las autoridades cuando recibió una llamada del asesino, diciéndole que había matados a las menores. La madre de las niñas fue identificada como Jessica Ybe de 22 años. La niña tenía 5 años de edad y el niño 2 años.

El múltiple homicidio ocurrió en el apartamento de las víctimas en el sector East Flatbush del mismo condado. El sábado, Ruiz fue acusado de tres cargos por asesinato en tercer grado, por lo que se enfrenta a cadena perpetua. Luego de ultimar a su ex pareja y los menores, desmembró los cuerpos y los metió en bolsas plásticas.

Se preparaba para esconder los restos en un basurero, cuando la policía lo arrestó. En el interrogatorio, confesó ser el autor de los crímenes. Un vecino del apartamento dijo que Ruiz, le preguntó dónde podía encontrar un contenedor con gran cantidad de basura.

Ayer domingo, los detectives de homicidios continuaban buscando el arma homicida que Ruiz probablemente tiró en alguna parte, tratando encubrir la evidencia. “La escena de los crímenes era espeluznante”, dijo una fuente ligada a la investigación.

Los detectives filtraron que en el apartamento había un virtual charco de sangre y estaba en completo desorden. El edificio está ubicado en la avenida Rogers. Cuando la policía llegó a la vivienda y el sospechoso abrió la puerta, notaron que la alfombra estaba medio enrollada y procedieron a averiguar. Lo que hallaron los policías, los dejó horrorizados: los tres cadáveres estaban debajo y metidos en las bolsas.

Dos gemelos de la pareja de 7 meses de edad, se salvaron de la matanza, porque estaban con la madre del homicida en El Bronx. La sangre derramada fue tanta que una vecina del apartamento de un piso más abajo, notó que espesas gotas caían a su cocina a través del techo.

Ruiz asesinó a sus víctimas la noche del jueves, pero no fue sino hasta el sábado temprano que las autoridades fueron alertadas. Testigos dijeron que la pareja comenzó una discusión en la calle y la prosiguieron en el apartamento.

Uno de los motivos de las discusiones era el que Ruiz, un fumador empedernido inhalaba dentro de la casa y cerca de los niños, lo que le reprochaba la mujer. Una mujer que vive cerca de la escena, dijo haber visto a Ruiz el viernes en la mañana, paseando en los pasillos del edificio y con una expresión de loco.

“Estaba paseando de arriba hacia abajo y fumando cigarrillos como si estuviera loco, preocupado y muy nervioso”, añadió la vecina. Gilberto YBE de 46 años de edad y hermano de Jessica, dijo que ella era una joven que no tenía problemas con nadie y que la niña y el niño eran de dos padres diferentes.

Señaló que su hermana había tenido mala suerte con los hombres, porque el papá de la niña hasta las medicinas se las robaba.