Un incendio forestal activo causa severos daños en el este de Cuba

Un incendio forestal activo causa severos daños en el este de Cuba

Un incendio de grandes proporciones ha causado severos daños en más de 1.000 hectáreas de la zona montañosa del municipio Mayarí al este de Cuba, informó este sábado el diario oficial Granma. El Cuerpo de Guardabosques y de la Empresa Agroforestal del territorio tratan de apagar las llamas “en medio de las complejidades que representan la agreste topografía de la zona y las dificultades para acceder a ella”, indicó el reporte.

“Se han introducido brigadas equipadas con implementos apropiados para su labor”, añadió la fuente que no precisa cuándo comenzó el fuego.

El especialista de la Defensa Civil de la zona el mayor Elio Ramírez explicó, según Granma, que “la abundancia del pino cubensis, especie forestal predominante en esos espacios, y el material acumulado tras el impacto de eventos meteorológicos como huracanes, proporcionan suficiente combustible para el avance de este siniestro».

“Es imposible pasar por alto que en la zona no se han registrado lluvias en los últimos cuatro meses, lo que indica la severidad de la creciente sequía hidrológica que afecta a esta comarca serrana”, agregó el experto.

Leer más: Senador de Florida defiende que Bolsonaro se quede “el tiempo que quiera»

La información detalla que “ayer, en dos ocasiones, una de esas aeronaves logró sobrevolar la zona y arrojar agua sobre las llamas, con el uso de los dispositivos empleados para estos casos; pero suspendió la misión porque lo intrincado de la comarca hizo imposible colocar en tierra un apuntador».

“En la jornada anterior, un helicóptero realizó dos exploraciones para determinar la posibilidad de verter agua mediante el mismo procedimiento, pero las fuertes rachas de viento habían impedido la operación”, agregó la fuente.

También “fue imposible el despegue de drones” para vigilar la trayectoria del fuego. “Hay certeza en cuanto al daño significativo del incendio en el ecosistema, aunque la magnitud real se conocerá tras la extinción de las llamas y la evaluación de los expertos en medio ambiente”, explicó.

Cuba reportó 284 incendios forestales en 2022 que afectaron más de 1.800 ha de bosques, el mejor registro de los últimos 3 años, y de ellos el 90 % fueron provocados, según el Cuerpo de Guardabosques.

La mayoría tuvo lugar en Pinar del Río, que cuenta con una superficie boscosa del 48,07 % y figura como la segunda más reforestada de Cuba, antecedida por Guantánamo (este).

El origen de buena parte de estos desastres se atribuye a las quemas no autorizadas de hierbas o caña de azúcar, los vehículos sin malla matachispas y la actividad de cazadores furtivos. En Cuba, el período crítico de incendios forestales es del 1 de enero al 31 de mayo, coincidente con la época de mayor sequía. Ello representa una amenaza para la biodiversidad del país con más de 4 millones de hectáreas de bosques.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas