Un obispo dice no a reelección

El obispo de la Iglesia Episcopal Dominicana, reverendo Julio César Holguín Koury, dijo ayer que la reelección presidencial es perjudicial para el país y censuró que funcionarios gubernamentales desatiendan sus labores para dedicarse a promover la reelección del presidente Leonel Fernández.

El principal representante de la Iglesia Anglicana en el país consideró que frente a esa situación, el presidente Fernández debería exigirle a sus funcionarios que cumplan con sus obligaciones públicas, o que renuncien por el bien del país.

“Yo creo que todo funcionario que se instala para desempeñar una función, o sea para cumplir con lo que se les ha asignado, debe hacerlo o que la deje, pero el primero que debería tomar en cuenta eso es el propio presidente de la República”, sostuvo.

 

Favoreció que se legisle para que se le prohíba involucrarse en actividades partidistas a cualquier persona que esté ocupando una posición en alguna instancia del Estado.

Observó que los militares, que son servidores del Estado, tienen prohibido involucrarse en actividades partidistas y así debe hacerse con todo el que ocupe un cargo público.

Censuró además la utilización de recursos del Estado en campaña reeleccionista.

El vocero de la Iglesia Episcopal Dominicana lamentó que se haya reestablecido constitucionalmente la reelección y dijo que tal como han expresado varios obispos de la Iglesia Católica, el continuismo de un gobernante es perjudicial para el país.

“En este sentido, yo me solidarizo con esos y otros religiosos de este país que dicen: bueno está establecido en la Constitución el principio de la reelección, pero que el pueblo es quien deberá sancionar positiva o negativamente con su voto si el gobernante ha actuado acorde con lo que el pueblo espera de él”, añadió Holguín Koury.

Consideró que por igual habría que esperar de los senadores, diputados, síndicos y regidores, quienes muchas veces se olvidan que fueron elegidos por el pueblo para representarlo y se convierten en representantes exclusivos de su partido político. “De manera que esas son de las cosas que hay que superar en este país, en que la clase política tiene que formarse mejor en el asunto de lo que es gobernar, dirigir y servir”, agregó. En otro orden, Holguín Koury censuró el que más de la mitad de la población dominicana está viviendo en extrema pobreza.

“La República Dominicana tiene un inconveniente, porque por un lado aparece con un crecimiento económico del Producto Interno Bruto de un diez por ciento, pero la pobreza, como se manifiesta en este país, deja ver otra cosa”, añadió.

Según el religioso, al menos un 25 por ciento de la población dominicana está viviendo en la indigencia y eso preocupa a las iglesias.

Planteó que los tres poderes del Estado deberían hacer todo lo posible para que esa situación de desigualdad sea superada, sobre todo en las partes que tienen que ver con la salud, la educación, la producción y la seguridad ciudadana.

Contra la reelección, por considerla perjudicial para el desarrollo y tranquilidad del país, se han pronunciados los obispos de las diócesis de la Vega, San Francisco de Macorís, Mao-Montecristi y San Juan de la Maguana.

También lo han hecho líderes empresariales, entre ellos los presidentes del Consejo Nacional de la Empresa Privada, Lisandro Macarrulla y el de la Cámara Americana de Comercio, Kevin Manning, así como los voceros de las asociaciones de Industrias de Santiago y la Capital.