Un pacto útil y oportuno

El pacto suscrito entre el Presidente  Leonel Fernández Reyna y el ingeniero Miguel Vargas Maldonado, un líder del Partido Revolucionario Dominicano que en calidad de candidato en las elecciones presidenciales pasadas obtuvo la segunda votación más numerosa y que tiene una indiscutible cuota de liderazgo en su partido, sin duda es un instrumento útil y oportuno, que alivia tensiones políticas y deberá tener incidencia de mucho valor en el orden institucional. Dos de sus principales méritos es que abre el camino para consignar en la Constitución la prohibición de  la reelección consecutiva en la Presidencia de la República y para congelar el número de diputados.

Independientemente de los  intereses que han llevado a estos líderes políticos a suscribir el pacto, la realidad es que el mismo aligera las tensiones alimentadas en el  ambiente político por el laborantismo, las posiciones contradictorias en cuanto a aspectos de la reforma constitucional y el clientelismo saturante, propio de procesos de convención y relevo de mandos en los principales partidos, así como también  la marcha hacia las elecciones congresionales y municipales del año próximo. Los liderazgos comprometidos en este pacto se han comportado con la sensatez necesaria para superar grandes diferencias y proveer al país de un instrumento realmente útil para la vida institucional.

 

Más allá de un déficit financiero

En el Seguro Médico para Maestros (SEMMA) ha habido algo más que un simple déficit financiero. El informe final de la investigación practicada allí afirma que la administración del seguro violaba los controles internos y decidía gastos y contrataciones de obras por encima del Consejo Directivo. También afirma que se hacían acuerdos verbales y se aprobaban contrataciones cuyo costo superaba otras propuestas.

Además, el secretario de Educación, licenciado Melanio Paredes, ha revelado que la Consultoría Jurídica de la cartera a su cargo investiga, mediante cruce de nóminas, casos de nepotismo en el seguro de los maestros. Todo este conjunto de faltas sobrepasa las consecuencias de un simple déficit financiero. La violación de controles administrativos y las decisiones unipersonales que generan gastos económicos en organismos de esta naturaleza, tienen  implicaciones  éticas que deben ser investigados a fondo.