Un país palíndromo y ambigramado

Un país palíndromo y ambigramado

En estos días, se ha hecho muy popular un anagrama numérico el cual refleja, asigún se interprete, la realidad del accionar nacional.

Este anagrama es el siguiente: 22022022.

Este anagrama esta ligado a una fecha definida como Veintidós de febrero del año 2022, o sea, 22/02/2022.

Claro está que este orden obedece al orden aceptado por nosotros. Sin embargo, en el entorno anglosajón seria 02/22/2022, lo que desvirtuaría el propósito temático de este artículo.

Asigún los interpretes mediáticos, esta fecha, ¨tiene la curiosa particularidad de que es tanto un palíndromo como un ambigrama, ya que se lee igual del izquierda a derecha y de derecha a izquierda, asi como también se lee igual bocas arriba como bocas abajo¨.

En esta sociedad como la nuestra, palíndroma y ambigramada, nos damos el lujo de haber acuñado la famosa frase de Tó e Tó y Ná e Ná.

Más

Las militancias clientelares de nuestros partidos políticos trashuman desde la extrema izquierda hasta las fronteras de la centro derecha, asigún sus intereses y expectativas de lucro.

Los cuerpos del poder público reflejan esta ambigüedad al extremo de que se adoptan posiciones acomodaticias acorde con los caprichos de las esferas del poder.

La ciudadanía, huérfana de horizontes preclaros, transparentes y proactivos, exhibe una conducta acomodaticia que refleja la analgesia mental que vivimos.

La sociedad civil adopta agendas ¨progres¨ para poder justificar su abulia, frustración y falta de discurso debido a sus ataduras con organismos internacionales que, empecinadamente, empujan agendas antinacionales y corruptas, en desmedro de nuestra identidad cristiana, insular y política.

Muchos centros educativos, públicos y privados, han acogido esta agenda para ¨acomodarse a los tiempos¨ sin pensar que están fomentando la palindromía y el ambigramismo en nuestro país.

Detalles

La juventud de hoy día solo lee la basura mediática manipulada, que está en las redes sociales, donde el culto al narcicismo, y la idolatría a lo banal, se ha convertido en el paradigma de la supervivencia.

Para esta juventud si no estas ¨in¨ estas ¨out¨.

El acontecer del transeúnte también se ve afectado por esta palindromía y ambigramismo.

Vemos como la escasez de aceras adecuadas obligan a estos desplazarse, de un lado a otro, como zombis urbanos.

Si también observamos al susodicho transporte público, vemos también como no se respetan los derechos viales, la direccionalidad y la dictadura del ¨me da mi maldita gana¨ en lo referente a las violaciones de las leyes de tránsito, es la orden del día.

Se que el lector podría aportar muchísimos ejemplos de esta curiosa particularidad del anagrama descrito anteriormente; en mi caso solo quise dar la voz de alarma: ¿22022022/666?, quien sabe, el tiempo dirá.

Publicaciones Relacionadas