Un paseo por el mundo Contemporáneo

http://hoy.com.do/image/article/302/460x390/0/E349841B-DB69-43A8-BDCC-CCE7D9536E4E.jpeg

ReMapping es un perfomance que recoge la historia, la gente y la cultura del pueblo a donde va, estableciendo un diálogo entre el artista y la comunidad con la pretensión,  según sus exponentes, de despertar una conciencia crítica en el espectador

Por Vianny Peña

Performances, videos, escultura, happening y toda una gama de actividades artísticas se conjugan en un proyecto llamado “ReMapping”, con el propósito de crear un ambiente de intercambio cultural entre la sociedad dominicana y la generación de artistas contemporáneos que participará en la actividad. 

ReMapping o nueva cartografía del Caribe es un recorrido crítico por la sociedad moderna, con enfoque en situaciones específicas del contexto dominicano. Recoge la historia, la gente, la cultura del pueblo a donde va (site specific). Según la curadora del proyecto, Charo Orquet, “se produce todo un dialogo entre el artista y la comunidad”.  También contiene exposiciones de temas universales o muy específico en América.  ReMapping se presenta desde ayer viernes y continuará hasta el lunes 16 de abril, en el Museo de las Casas Reales, de 10:99  de la mañana a 5:00  de la tarde, totalmente gratis.     

La propuesta artística es una iniciativa de Edge Zones, una institución cultural independiente de Miami que reúne artistas de la plástica, mayormente latinoamericanos y de Miami, para visitar otros países y realizar eventos de intercambio cultural, entre el pueblo y los artistas. Es una forma de que se conozcan las obras de los artistas en todo el mundo.

Charo Oquet, también representante de Edge Zones, viene realizando este tipo de trabajo con República Dominicana desde 1997.  “Dominicana al fin,  quería saber cuales eran los artistas dominicanos que residían en Miami, para reunirlos a todos en exposiciones y proyectos.  También que los dominicanos que residían en el país viajaran a Miami para hacer encuentros con otros artistas”, explicó.

 Luego nace Edge Zones y, aunque la base son los encuentros con República Dominicana, es un proyecto más grande, que permite que los artistas se trasladen a otros países, entre estos Alemania, y que más artistas se integren. 

ReMapping es uno de los proyectos promovidos por esta institución y cuenta con el auspicio del Museo de las Casas Realaes,  del Departamento de Asuntos Culturales del Estado de la Florida, el Consejo de las Artes del Estado de la Florida y el Nacional Endowment for the Arts de los Estados Unidos.  Esta es su primera presentación.  Próximamente tendrá lugar en China.  “Queremos dejar la plataforma para incluir artistas chinos a el grupo que participa en Edge Zones”, dijo Oquet.  

De las exposiciones

Abdiel D. Segarra de Puerto Rico nos invita a pasearnos por su “ruta” que recoge relatos y vivencias de dominicanos que residen en la zona colonial.  “Quiero que cuando las personas caminen por esta ruta se sientan conectados con la forma de vida de esa comunidad, y que observen lo  que padecen, y cuáles son sus sueños.”

Carola Dreidemie, argentina residente en Miami,  trae una recopilación de videos que son críticas a temas sociales de varias culturas.  “Las obras son de 5 artistas, con temas realmente impactantes, que en el contexto dominicano puede tener una reacción distinta a otros pueblos, y eso es lo interesante, porque es realmente donde se da el intercambio cultural”.

Charo Oquet personifica el mito de las sirenas y la creencia en Martha la Dominadora.  “La idea es ligar estas dos creencias pertenecientes al pueblo dominicano, haciéndolo participar del performance y para que tenga un reencuentro con su identidad, sus creencias.   En este performance las personas se pueden vestir de sirena”.

Otro performace es Kman, interpretado por el cubano Art Kendallman.  Kman es un personaje histórico y mitológico de toda la cultura caribeña.  Indígena que se moderniza para regresar al tiempo moderno en un avión que le permite hacer escala por todo el Caribe.  Cuando llega al tiempo contemporáneo se horroriza por la globalización, porque la gente se le olvida la sencillez y se pregunta “que hicieron con mi tierra”. 

Este personaje es un viajero con todo y bitácora.  Kman es Kman todo el tiempo, no solo durante la presentación de ReMapping.  Anda por todas las ciudades del Caribe y entabla conversación con los ciudadanos.  Kman se considera con un espíritu benigno que en vez de venir en una nube, vino en un avión construido por él, que sólo vuela con el amor de su corazón.

Rafael J. Miranda, puertorriqueño, mezcla las culturas para demostrar las similitudes que hay entre ellas.  “Para mí performance utilice el plátano, un alimento muy típico de dominicana, pero también de mi país.  El performance consiste en un colmado donde él estará sirviendo esta mezcla cultural con un plato que combina dos comidas típicas de los dos países antillanos: el mofongo, de Puerto Rico, y el Mangú, de República Dominicana.  “El resultado es  Mofongú”.

Karlo Andrei  Ibarra, de Puerto Rico, también con su obra Homerun nos combina dos creencias dominicanas: la fe en el béisbol para aquellos dominicanos pobres que ven a este deporte como una salida a sus situación económica, y  que si tienen hijos  inmediatamente lo inscriben en una liga.  La otra característica es la religiosidad del dominicano, “mientras más Avemarías se recen, más oportunidades tienen de que la virgen los ayude” dijo.  La obra consiste en una virgen rodeada de pelotas de béisbol. 

Las esculturas de Luiseugenia Jonson, salvaroteña residente en Miami,  nos trae una denuncia a la explotación sexual de las niñas dominicanas, la que,  según la UNICEF, el número de niñas abusadas y explotadas sexualmente asciende a 30,000.  “Cada una de las 30 esculturas es hecha de barro  y equivale a mil niñas”, explicó.

También está la participación de artistas dominicanos como: Carlos Ortiz Soriano y Sayuri Guzmán con un performance titulado “Formulario” y Caryana Castillo.

ReMapping está compuesto por obras sencillas, elaboradas muchas de ellas en suelo dominicano y con materiales dominicanos.  Todas ellas involucran al espectador y pretenden provocar y  despertar una conciencia crítica.  “Invitamos a que asistan al evento, porque sin los participantes ReMapping no existe” expresó Charo Oquet.