Un paseo visual por
lo contemporáneo

http://hoy.com.do/image/article/674/460x390/0/478997A7-3B07-4112-A775-E6F91BDC36B3.jpeg

Ilumel se ha transformado. Las renovadas instalaciones de su tienda  invitan a un interesante recorrido por la contemporaneidad expresada en muebles y acentos decorativos, al tiempo que sugiere la transición de un estilo a otro, que ha visto en sus 35 años de historia.

Tras un año y medio de trabajo, entre diseños y construcción, el resultado es una magnífica edificación con el espacio suficiente para mostrar los muebles en su máximo esplendor y permitir al cliente experimentar el  lujo y la comodidad de lo que se piensa adquirir.

A primera vista ciertos detalles se presentan imponentes: 102 toneladas de hormigón armado en una escalera que recorre los cuatro pisos del edificio permitiendo una vista panorámica de los niveles a medida que se camina por ella; y la amplitud de los espacios, con 1,400 metros de  área de exhibición por piso.

Y a pesar de ello, el mobiliario y los detalles brillan, cumpliendo con el cometido principal del proyecto arquitectónico: invitar al cliente a vivir una experiencia real, como si se introdujera en las imágenes de un catálogo, un recorrido en el cual se recrean momentos y rincones en los que “la gente puede enamorarse del mueble con que quiere vivir”.

La metamorfosis del tiempo. En tres décadas es mucha la evolución que puede verse en cuanto a estilos decorativos. Si bien por muchos años el principal producto de Ilumel fueron los muebles tradicionales,  de unos diez años hasta la actualidad el panorama ha cambiado radicalmente, dando un revés el gusto de la gente, que ahora prefiere muebles más modernos.

Entonces llegó la hora de la transformación, para crear un espacio en el que pudieran destacarse estos nuevos detalles.

Manuel Camblor hijo, uno de los propietarios, señaló que no por coincidencia el área dedicada a los muebles contemporáneos es  el espacio más grande de la tienda. “Nosotros queríamos darle a lo contemporáneo el espacio que merecía… sentirnos a nuestras anchas para de verdad exhibir el mobiliario”.

Para lograr esta nueva estructura, el arquitecto Dante Luna concibió un proyecto que  ha unificado varias edificaciones y tiende más a lo contemporáneo sin salirse del  modelo de la marca. Y aún sigue cambiando.

“El edificio tiene una línea modernista…  simplemente líneas rectas, volúmenes puros, ningún gesto estrambótico, ni ningún tipo de posmodernidad decorativa. Lo que estamos tratando simplemente es de hacer un contenedor de muebles, donde la estrella del edificio sea el mobiliario que se exhibe en él”, dijo Luna.

 Un recorrido de insinuaciones. Para Camblor,  más que hablar el edificio insinúa: las formas en que puede colocar el mobiliario o incluso la transición que puede haber entre un estilo y otro, la forma en que lo rústico puede habitar con lo moderno y lo contemporáneo en un ambiente totalmente ecléctico, pero sobre todo, experimentarlo.

“Ahora tenemos un espacio donde la gente puede venir y pasarse el día, como de hecho lo hace, y ver todas las posibilidades a su alcance con una perspectiva bastante amplia. Hemos logrado la idea de tener una comunicación visual en el edificio completo, de manera que estás en un nivel y tienes una sugerencia de lo que hay en el otro nivel”, explicó Luna.

Zoom

Para quedarse

Ilumel pretende tener próximamente un espacio en que la gente pueda tener un almuerzo ligero y seguir su recorrido por la tienda.