Un superviviente de la polio quiere convertirse en ejemplo para Pakistán

Un superviviente pakistaní de la polio, Mudassar Baig, sueña con ganar una medalla en los Juegos Paralímpicos de Londres y buscará inspirar a una nación sumida en la corrupción, la violencia talibán y una interminable sucesión de guerras.

“Es un sueño hecho realidad y quiero ser un modelo a seguir (no sólo para la gente con discapacidad en mi país, sino también para los atletas en plenas condiciones que perdieron las ganas de competir”, dijo Baig, cuya pierna derecha quedó más corta que la derecha por la polio durante su infancia.

Este empleado de la banca, de 33 años, que pensó que su vida se acabó cuando no podía correr tan rápido como los otros chicos, es uno de los cuatro atletas que representarán a Pakistán en los Paralímpicos de Londres (del 29 agosto al 9 de septiembre).

Baig competirá en los 200 y 400 metros y buscará repetir el éxito del primer deportista paralímpico pakistaní, el saltador de longitud Haidar Ali, que ganó la medalla de plata en Pekín 2008.

“Siempre quise correr como los otros chicos, pero mi discapacidad me lo impedía. Me prometí que un día correría y ganaría y ese día será en los Juegos de Londres”, dijo el corredor.

Por su parte, Ali encabeza el equipo olímpico de Pakistán. Aneela Beg competirá en los 100 metros y en lanzamiento de bala femeninos, mientras que Mohammad Naeem hará lo propio en los 800 y 1.500 metros masculinos.

Baig ganó la medalla de plata en los 400 metros en los Juegos Asiáticos de Doha en 2006, pero Londres será la primera cita olímpica en la que competirá.

El atleta representó a su país en Pekín como juez después de no ser seleccionado como atleta, una decepción de la que no quiere hablar.

Nacido y criado en la ciudad industrial de Faisalabad, en el centro político de Pakistán, en la provincia de Punjab, Baig se sintió “abatido al ver jugar, correr y hacer las cosas normales de la vida a chicos de mi edad, sin que tuvieran ninguna dificultad para ello”.

El atleta comentó que lo que cambió su vida fue una película dramática cuando era un adolescente sobre un hombre que superó la adversidad para ayudar a su país a ganar una guerra.

“Me enseñó la lección de que debo pelear y abrirme un camino para convertirme en un modelo a seguir para los jóvenes”, expresó.

“Me entrenaba mucho y muy duro porque sabía que si quería conseguir el objetivo de representar a Pakistán debía esforzarme al máximo”, señaló Baig, que empezó a ejercitarse en un club regional.

Su primera oportunidad internacional vino en los Juegos Asiáticos del año 2006.

“El triunfo de Zulgarnain Haider en cricket en los últimos Paralímpicos fue una gran motivación y ahora quiero ganar mi propia medalla”, aseguró.

“Es una pena que el cricket ocupe toda la atención en nuestro país, dio una mala reputación al país por escándalos de amaños de partidos, así que debemos ganar en otros deportes para cambiar la situación”, prosiguió.

Además de ganar una medalla, a Bang le encantaría tener un autógrafo del campeón olímpico jamaicano Usain Bolt, que hizo historia al retener en Londres sus títulos olímpicos de los 100 metros, 200 y 4×100.

“Bolt es una inspiración para todos los atletas del mundo, espero poder conocerle en Londres”, sentención Baig.