Un vacío en la entrada a la red

La pieza que debe dar apertura a la asistencia de salud en la seguridad social antes de que los pacientes acudan a los grados especializados que correspondan, no ha estado en su sitio con amplitud de acceso para la población. La ausencia de una extendida red de atención primaria repercute en este momento en excesiva demanda de atenciones en los hospitales públicos y clínicas privadas que deben estar reservados a pacientes que previamente estuvieran en los centros del nivel inicial con médicos generales evaluando casos. Ha resaltado el doctor Pedro Luis Castellanos, superintendente de Salud y Riesgos Laborales, que el 80% de las dolencias que afectan ciudadanos pueden ser resuelto en la atención que brinden establecimientos menores y de cercanía para la gente, casi como si se tratara de médicos de cabecera brindando unas consultas que vendrían a corresponder, incluso, al renglón preventivo porque servirían para encontrar síntomas de patologías a ser enfrentadas antes de llegar a lo peor.

El sistema asistencial de todo el país debe estar programado para el máximo aprovechamiento de instalaciones y conveniente distribución de los recursos humanos y tecnológicos. Cada cosa en el lugar que corresponda racionalmente, sin los congestionamientos que restan calidad a los servicios. La atención primaria merece respaldo de la clase médica y sus liderazgos deben hacer aportes a la configuración final.

Aprobación a los prechequeos

Para Punta Cana, como enclave de gran desarrollo turístico y para los dominicanos que cada vez en mayor número utilizan el aeropuerto de ese polo turístico para viajar a Norteamérica, será ventajosa la agilización que por ahí viene de trámites mediante pre-admisiones para ingresar al territorio norteamericano. Como destino de legiones de visitantes estadounidenses que toman a República Dominicana como lugar favorito, este país parecerá más cercano por lo expedito para retornar a los origenes.

Ponerse de acuerdo con Estados Unidos, principal socio económico nuestro y asiento de la mayor diáspora dominicana, no disminuye facultades locales y es un buen paso para reafirmar que este es un país confiable y previsor en sus conexiones con el exterior rodeando de seguridad las operaciones aéreas, sin escatimar esfuerzos.