Un zoo de Japón sacrifica 57 monos para proteger una especie autóctona

1

Japón. Un zoo japonés sacrificó 57 monos tras haber descubierto que eran portadores de genes de especies “exóticas invasoras”, anunciaron el martes las autoridades.

El Takagoyama Nature Zoo de Chiba, en la periferia este de Tokio, tenía 164 monos que, según creía la organización, eran puros macacos japoneses.

Sin embargo, el operador y los responsables locales descubrieron que alrededor de un tercio de ellos eran descendientes de un cruce con el macaco Rhesus (Macaca mulatta).

Esta variedad de mono está incluida en la lista mundial de especies amenazadas, según la Unión Internacional para la Conservación (UICN), pero en Japón el macaco Rhesus está clasificado como una “especie exótica invasora”.

“Están sometidos a la expulsión en virtud de la ley, que prohíbe la posesión y transporte de especies foráneas clasificadas” en ese grupo, explicó a la AFP un responsable local.