Una casa para recién casados

21_10_2015 HOY_MIERCOLES_211015_ ¡Vivir!7 C

Ya estamos casados, es el momento de iniciar una nueva aventura que nos llevará de la mano por la vida y por un nuevo hogar…

¿Cómo dejar atrás la decoración a la que estábamos acostumbrados en casa de nuestros padres e iniciar con un proyecto que tenga nuestro sello personal y el calor que nos caracteriza como pareja?

Pues lo primero es tomar en cuenta las preferencias y necesidades de ambos, determinar qué estilos y colores prefieren y de qué cosas definitivamente no son de su agrado.

Trabajar bajo la norma de un presupuesto es de suma importancia, así pueden establecer prioridades y cuidar la armonía. Pueden ir diseñando poco a poco, no es necesario tener toda la casa terminada de una sola vez, juntos pueden ir armando las áreas más importantes como la habitación principal que es donde van a compartir más tiempo. Allí deben definir el tamaño de la cama y tomar en consideración un espacio para la conversación y el compartir.

Lo siguiente en importancia está en la sala, cocina y comedor, traten de buscar muebles que se adapten a los lugares de la casa, que guarden proporción con el espacio disponible.

El tratamiento de las paredes es otro tema, escoger los colores, usar pintura o papel tapiz. Es importante que en cualquiera que sea la opción trabajen con colores neutros en la mayoría de las zonas, y escojan una que otra pared donde quieran dar algún efecto dramático con un color llamativo o un revestimiento espectacular.

Los complementos para decorar el nuevo hogar son pieza clave pues hay que tomar en cuenta cortinas, lámparas, cuadros y alfombras. La tendencia actual es bien ecléctica y les permite conjugar gustos y diferentes estilos. Se pueden combinar piezas antiguas con jaulas, jarrones en tonos metálicos y cristales.

Los toques finales pueden darse con cojines y alfombras en tonos de contraste y que aporten alguna textura. No es necesario que se recarguen mucho los espacios, podemos apegarnos a aquello de que menos es más.