Una pareja de pingüinos “gays”, castigada en un zoo chino

Pekín.  EFE. Dos pingüinos machos que han formado pareja -un fenómeno relativamente común en estas aves- han sido separados del resto de animales de su especie en un zoo de Harbin (noreste de China) después de que intentaran robar un huevo de una pareja heterosexual, confirmaron ayer a Efe fuentes del parque zoológico.

“Se trata de una pareja que ha intentado robar huevos de otras, algo que fue descubierto por un cuidador, y se ha decidido encerrarles en otro recinto”, señaló una de las portavoces del zoo, Cheng Yang.

Según Cheng, es bastante fácil que en un intento de robo el huevo se rompa, lo cual añade riesgos innecesarios a un proceso reproductivo que en los pingüinos no es nada sencillo, y menos todavía en cautividad.

La pareja “gay” forma parte de un grupo de 17 de estas aves que China trajo de la Antártida en 2005, y que al parecer se han adaptado bastante bien a las condiciones de Harbin, donde en invierno se pueden llegar a alcanzar temperaturas de hasta 40 grados bajo cero. El pasado año, tras muchos intentos fallidos -incluso en libertad, sólo del 20% de los huevos de los pingüinos acaban saliendo polluelos- el zoo de Harbin logró que naciera un ejemplar,  bautizado con el nombre de Manbo.